DW: La última vez que platicamos terminamos cuando llegastes aquí, y ésto fué como en Mayo 24, 2000, y quiero hablar del tiempo, del primer día y de la primara semana que llegastes aquí; entonces me dijistes que llegastes aquí de Salinas.

SD: Llegué de Salinas.

DW: En la mañana.

SD: Sí, nos trajeron, llegamos como a las 6 de la mañana y pues mi primera vista de aquí, del pueblo de Watsonville, que fué donde llegué fuéron casas iguales, y yo venía de un lugar muy diferente, donde hay edificios de diferentes tamaños y con anuncios grandes y al llegar aquí ví las casas todas parecidas, todas bajas, de madera, con la misma forma, entonces yo veía el pueblo muy igual todo, muy parejo y pues llegué todavía nervioso de mi salida de Yuma. Llegué viendo para todos lados, sin conocer, viendo gente pues no extraña, pero sí diferente. Con un idioma diferente, aunque muchos eran caras parecidas a la mía, Latinos, pero hablando otro idioma y yo no estaba acostumbrado. Yo conocía el Inglés por la escuela que allá estudíamos, por regla, había estudíado Inglés y Francés y lo poco que conocía pues era lo que les entendía pero la mayor parte no comprendía su forma de hablar. Ese día que llegamos...

DW: Espera un momento, me dices de dos cosas: De sus pensamientos de la cultura, el idioma y eso; también de la arquitectura. Son diferentes. Entonces, me explicas como la arquitectura, para ser más claros.

SD: La arquitectura, como te decía, yo veía aquí casas todas iguales. Allá en México donde el distrito que soy yo, hay edificios grandes con ventanales; hay casas chiquitas, pero todas son de concreto. Allá las construcciones de madera son muy raras y los edificios cambian de forma, en un mismo bloque, una misma manzana, hay edificios altos y pequeños y con puro vidrio afuéra y otros con ventanas chicas, y entonces cuando llegué aquí la arquitectura cambió mucho. Los edificios más grandes que ví fuéron las tiendas y los restaurantes, son los más altos, pero todos son de madera. En el centro, en el downtown, pero al llegar a donde iba a quedarme a vivir las casas fuéron todas parecidas, todas de la misma altura, la misma forma todas con chimeneas, las chimeneas en el distrito no se ven; fué algo pues también diferente a lo que estaba acostumbrado a ver y sobre todo que este pueblo pues yo pensaba llegar a una ciudad, y llegué a un pueblo donde todavía el campo está adentro del mismo pueblo. En el distrito nada más tenemos jardínes y muy separados, y aquí en todas las casas hay árboles, hay jardínes. Todo eso pues es un poco nuevo, hace sentir a una persona extraña allí en ese medio y fué a lo que me enfrenté; un cambio de ambiente.

DW: Cómo te pareció la casa donde te quedastes por la primera vez?

SD: La casa me pareció bonita; me parece todavía, porque está grande, está amplia, tiene un jardín afuéra chiquito y una yarda grande adentro. Pero...

DW: Fué blanco, o cómo?

SD: No, es de color, pues veo todas las casas iguales, de pintadas las paredes de color claro; o sea crema, blanca o rosita; la verdad ya ni me acuerdo de qué color era la casa; ahorita está en color crema, pero esa vez ya no me acuerdo bien, pero era un color claro; todas las casas de aquí son de colores claros. No hay color oscuro y la casa así igual y ahorita estamos en la misma casa que llegué, es donde estamos ahorita en este momento y con los mismos árboles, la misma yarda.

DW: Entonces, cómo es diferente de tu casa en Morelos, en la colonia.

SD: En la colonia Morelos del Distrito es muy diferente porque allá yo vivo en un departamento de dos recámaras, con sala-comedor, y convivo en un condominio. Un condominio es un conjunto de departamentos que están en una misma unidad habitacional y allí los departamentos son pequeños. Tenemos un jardín, si es que se llama jardín de dos metros de largo, por medio metro de ancho [giggles], pero allí tenemos plantas y arbustitos y aquí vengo y encuentro yardas de 30 metros, serán que? cómo unos 18 pies....son jardines más grandes, y el espacio es más amplio aquí que allá y se siente uno más cómodo aquí para vivir, pero se extraña la cultura. La cultura pues allá es diferente, porque aquí encuentro personas que son del color de mi piel, que posiblemente hablen mi idioma pero aquí no lo utilizan; utilizan un idioma entre Inglés y Español y sólo entre ellos se entienden; o al menos eso pensé porque yo ahorita ya también los estoy comprendiendo, ya después de 2 años de estar aquí y son personas que pues tienen una idiosincracia, o unas ideas diferentes a las que tenemos allá nosotros, piensan de otra forma sobre la cultura que ellos deberían de tener, como Latinos, y de la cultura que han adoptado como Americanos. Porque no están ni de un lado, ni de otro. Ellos es una cultura muy aparte que apenas estoy entendiendo.

DW: Entonces, cómo? Qué? Cómo se dice eso....noticias...espera. Cuando llegastes el primer día, la primera semana, qué captastes fuéron las diferencias de la cultura en México y aquí?

SD: Pues sí, desde el principio, desde que pasé empecé a ver la diferencia en cuanto...primero con los vigilantes, con migración. Los policías usan un trato diferente, yo no tuve contacto con ellos pero me hablaban tanto de ellos, de lo que hacían, cómo trataban a la gente. En México es muy diferente, un policía llega agrediendo, queriendo dar una imagen muy agresiva para someter a las personas y acá me hablaban de una imagen fuérte pero no agresiva, alguien con dominio que se siente con poder pero sin agreder a las personas, si no solamente haciendo su trabajo.

DW: No quiere hacerte daño.

SD: No. No me hablaban de que ellos dañaran o golpearan a la gente, simplemente de que si nos agarraban, nos iban a sacár del país y desde allí fué la diferencia de cultura. Después empecé a conocer personas, mi primer trato fué con personas Chicanas, que son mitad Mejicanos, mitad Americanos; ya nacieron ellos de este lado. Entonces, como te decía, sus ideas son otras. Esas personas Chicanas son los que nos pasaron, fué mi primer contacto con personas de este lado.

DW: Recuerdas uno?

SD: Sí, conocí a varios allí de los coyotes, son Chicaños, que platiqué en la otra grabación, por allí va a aparecer una persona que le decíamos "el Guero". Es una persona bajita de estatura, Mejicano, con el pelo pintado porque de Guero nada más tiene la piel blanca pero el pelo se notaba que estaba pintado. Y él, a pesar de su estatura era una persona que imponía autoridad porque sabía manejarse, él fué el que pasó más personas, más que los demás, cuando empezaron a retirarse los retenes, él fué el primero en pasar personas hasta Los Angeles, y otros que pues no....ellos no tenían nada de especial, eran personas comunes, nada más su forma de hablar y de vestir, porque aquí usan mucho pantalones cortos, shorts, y en México pues eso no se vé, no es muy común, los shorts los utilizamos para hacer deporte, no para la vida díaria y también los cortes de pelo son muy diferentes aquí de allá. Toda la moda, es un cambio y esas otras personas pues eran, en esencia, eran comunes con el trato, tenían los mismos temores que todos, en cambio El Guero él no se dejó atemorizar de ninguno de nosotros los que estabamos allí, a pesar de que eramos como 50 personas, él siempre tuvo el control...y los otros no, los otros perdieron el control cuando 3 muchachos de Guadalajara se salieron y se fuéron por su cuenta y ellos no pudieron hacer nada por controlarlos. O sea, me dí cuenta desde allí que pues las personas son iguales, tienen los mismos ...son parecidos en su sentir y en su pensar; hay personas que tienen dominio sobre otras personas y otros que se dejan dominar, y cuando llegué a Los Angeles, llegué con una familia Mejicana. Allí me sentí bien, porque estaba como en casa, con personas que conocían mis costumbres, yo conocía las de ellos. Pero al llegar aquí a Watsonville, entonces aquí sí ya ví cambios, cuando llegamos en la mañana, nada más me dió tiempo de hablar a México para avisar que yo estaba bien, que había llegado con mi familia y nos fuimos a comer con mi pariente Felipe, fuimos a un restaurant pero en el camino, al subir en el bus tuve contacto con Americanos ya, Sajones, ya Americanos. Sajones es un tipo de raza que le decimos allá en México, a los gueros como tú, o sea, las personas blancas. Sí, pues ellos ya...el inglés para ellos es más fluido, y hablan puro inglés ya no hablan con palabras Mejicanas, españolas e inglesas, ya era puro inglés y las costumbres de ellos también fué muy diferente, porque en el distrito en los autobúses las personas van muy amontonadas por el exceso de gente que hay allá y aquí, a pesar de que subía bastante gente en el autobús todos se iban acomodando en orden, no había desorden y se respeta los asíentos que están separados para las personas mayores y aquí sí se respetan, en México no. En México ya depende de la educación de cada quién, si le cede el asíento a una mujer, o un anciano...y aquí es obligatorio.

DW: Y por qué piensas que es así?

SD: Pues puede ser por tanta gente; el exceso de gente que hay en el distrito, en casí todas las ciudades de México, está la gente muy amontonada y podría ser por eso, y podría ser también porque allá ya los jóvenes están...no están tan educados, no tienen ese interés por las personas de mayor edad, o por las mujeres, que aquí también las mujeres son un poco parejas, he visto, porque si hay hombres sentados y entran mujeres es raro también que un hombre se pare y le de el lugar a la mujer. Pero si viene una señora con un niño, es muy común que 2 ó 3 se paren para cederle el asíento.

DW: Ese fué su primer contacto, fué en el autobús?

SD: Sí.

DW: Y cómo sentistes cuando ellos te vieron?

SD: Me sentía yo raro. Me sentía fuéra de lugar, por mi forma de vestir, por mi piel, por mi forma de hablar. Pero yo esperaba que todos voltearan a verme y no fué así. Cada quién iba metido en su asunto; unos iban platicando entre ellos, otros leyendo, pero yo no veía que tuvieran interés en mí, como yo esperaba que al subir al autobús todos voltearan y se me quedaran viendo y no, no pasó así. Fué algo normal para ellos que yo subiera, y desde allí pues ya empecé a agarrar un poco de confianza, cuando llegué al restaurant había también personas de aquí, gueros, gabachos, los clientes.

DW: Cuál fué el Restaurante?

SD: Los Jalapeños.

DW: OK.

SD: Sí, allí llegamos y entramos....íbamos 4 personas.

DW: En la 2?

SD: No, en el 1. Sí , llegamos 4 personas allí a comer, pero ya había gente y puros gabachos y pues todos comiendo, cada quién en sus mesas y nosotros llegamos y nada más esperamos que se desocupara Felipe para que nos atendiera; pero antes de desocuparse ya nos saludó y salieron también los otros muchachos que trabajan allí, que son del mismo pueblo de él, nos saludaron todos pues con gusto de que hubieramos llegado. Y yo empecé a sentirme un poquito más tranquilo allí, pero todavía me sentía raro al estar comiendo con gente de otra raza y de otro idioma. Se siente...no incómodo, sino extraño. Todavía no podía definir mis sentimientos.

DW: Fué similar para mí cuando yo fuí a Italia en Europa, yo no hablaba Italiano muy bien, y así fué cuando yo subí en el autobús, tenía un poco de miedo porque no...yo quise como conocer a la gente allá pero tenía miedo de hablar con ellos.

SD: De que te rechazaran?

DW: Aha. Creo que es normal, pero recuerdas la primera vez que un Americano te habló en inglés y no le entendistes?

SD: Sí, yo, como te digo, ya traía un poquito de inglés, pero ni siquiera lo básico, eran muy pocas palabras las que yo entendía que se me habían quedado de la escuela, entonces eso fué una vez caminando en la calle, pasó una muchacha y me preguntó la hora y yo traía mi reloj de pulso, pero no supe ni qué me estaba preguntando. No más me quedé viéndola y con mi inglés le pregunté que qué nada más....nada le pregunté ni siquiera qué quería. Nada más le dije "what?" Y ella me repitió lo mismo, pero yo quedé igual, hasta que me agarró la mano y vió ella el reloj por sí misma. Y entonces ya desde allí pues sí, ya trataba, me quitaba el reloj para que no me preguntaran la hora, porque no sabía cómo responder y ya lo traía en la bolsa. Pero hay personas, te digo, somos iguales, nada más lo que cambia es el color de piel y el idoma, porque hay personas muy amables, me ha tocado en el bus, y me ha tocado en el restaurant, tratar así con personas y hay otras muy agresivas, igual que en México, hay personas que nos insultan sin motivo y hay otras que platican con nosotros aunque apenas sí nos entendamos.

DW: Pero sabes que en Watsonville es muy diferente que otros lugares en los Estados Unidos, que aquí la mayoría...bastante de piel morena.

SD: Sí hay muchos Latinos.

DW: Has ido a Monterrey?

SD: Sí.

DW: O Santa Cruz es diferente.

SD: Sí, Santa Cruz es diferente porque hay más de raza blanca, pero allí es donde he conocido más Americanos que aquí en Watsonville. En Watsonville es como estar casí en México. Puros Mejicanos y Salvadoreños, pues Latinos, no nada más Mejicanos. Pero en Santa Cruz sí es puro Americano y allí es donde te digo que he conocido personas muy buenas y me han ayudado en mi trabajo y en mi forma de hablar, me han enseñado, me han corregido cuando digo algo que no está bien. Me dicen como pronunciar y todo eso. El Inglés que conozco ha sido allá en mi trabajo porque aquí no he ido a la escuela todavía, pero por eso te digo que las personas aquí son igual que allá en México, hay personas que se prestán y te ayudan, y hay otras que.....allá en Santa Cruz, estándo en la parada del bus con otro señor pasaron unos muchachos en un carro y nos aventaron huevos crudos. Sí, como agresión pues, no sé que tendrían ellos, personas que están desubicadas, porque pues nosotros ni los molestamos, estabamos esperando el bus, y ellos pasaron y de broma, o no sé, tengan algo contra la raza Latina, pero otras personas nos han...incluso transportado sin pedírselo, nos llevan regalos allí al restaurante, platican con nosotros. Y es lo mismo, nada más que es un país que no es el nuestro aquí.

DW: Cómo fuéron sus relaciones con Chicaños? Como la diferencia de Chicaños a Gabachos, y por qué es diferente?

SD: Los Chicaños son diferentes a los que venimos llegando y a los Americanos, porque ellos están...me pasó un caso curioso también con un señor de raza negra, que es igual que con los Chicaños, como que se sienten en medio de dos partes iguales, y se portan un tanto agresivos con los Mejicanos, porque ellos ya se sienten Americanos, pero todavía no se ven igual que los Americanos y los Mejicanos llegamos, y pues llegamos con la confianza que nos dá saber de dónde somos y ellos como que no les parece, pero pues igual hay personas también que se van a un extremo muy agresivos y hay otros que no, que toleran eso y nos abren sus puertas. Tengo también amigos Chicaños aquí y otros que también se han visto agresivos en el bus ó en el metro center; allí se junta un grupo de Chicaños, aquí les dicen Cholos y por lo regular son agresivos cuando andan en grupo, pero ya uno sólo o dos ya no son tanto.

DW: Por qué son agresivos?

SD: Siento que se sienten desubicados ellos, porque aquí en las escuelas todavía no está muy abierto para la raza Latina a pesar de que en Watsonville hay mucho Latino; todavía en muchas escuelas no está muy abierto. Muchos estudíantes dejan de ir por los costos; que pues es el primer obstáculo, aparte de los que van llegando muchos no dominan bien el inglés y hay escuelas que no dán la educación en un programa bilingue, entonces tienen que luchar mucho ellos, y hay unos que se rinden antes y prefieren estar en la calle o buscar trabajo pero por lo mismo, se sienten inadaptados en la sociedad, como que no los recibe bien y ellos no saben cómo enfrentarse a eso. Son los que se vuelven así agresivos, que no hayan una salida.

DW: También me dijistes la primera vez que platicamos que Felipe te prestó, pagó a los guías, cuánto fué? $600?

SD: $1,300. Sí, la primera vez fuéron $1,300.

DW: Me dijo que fué de la frontera a Los Angeles, $500.

SD: No. Mira, de allá, es que te digo que van en partes, cada persona que nos va metiendo cobra cierto dinero; cuando llegamos a la frontera nos enganchó; o sea, nos agarró un señor que esa persona nos puso en contacto con los que nos iban a cruzar la línea para entrar a territorio Americano; pues la persona que nos cruza la línea es al que le decimos nosotros coyote. Esa persona cobra entre $100-$150 dólares por persona; esa persona nada más y mete un grupo como de...esa vez veníamos 15 personas en ese grupo.

DW: Pero Felipe pagó por tí y por otro también.

SD: Esa persona es lo que cobra por cada persona que introduce, pero es un grupo de personas; no es uno sólo el que nos mete hasta acá; entonces, el gancho, la persona que nos agarra en la frontera, esa persona es la que va a cobrar al final pero cobra por todos; él cobra, recibe todo el dinero de todas las demás personas y él ya la reparte con los demás; él les paga a ellos, son como trabajadores de él. Entonces, después de pasar con el coyote, llegamos hasta una casa, esas personas que atienden esa casa también reciben dinero pero no sé, ellos no quisieron decirnos cuánto, pero también reciben dinero por tenernos allí en esa casa, por alimentarnos y mantenernos hasta que podemos salir; y después de esa casa siguen los raiteros, son los que nos sacán en carro o en troca, hasta Los Angeles, o a dónde vayan, hay unos que van un poquito más lejos de Los Angeles y los llevan hasta allá de una vez, y esas personas cobran como ...me parece que estaba entre $300-$400 dólares por persona, y de allí de Los Angeles siguen otros raiteros, allí llegamos a un hotel, los raiteros que nos sacán de Yuma a Los Angeles, ellos pagan el hotel pero meten a todo el grupo en un cuarto, y allí esperamos a que lleguen otros raiteros. Los últimos raiteros son los que nos van a llevar a donde de veras llegamos a nuestra meta y esas personas cobran entre $100-$70 por llevarnos; ya al final del camino nosotros tenemos que entregarles el dinero completo a esos raiteros y ellos se lo dan a la persona que nos enganchó en la frontera para que él reparta.

DW: Cuánto pagó Felipe?

SD: En total por todo fuéron $1,300.

DW: Por tí?

SD: Para mí, sí, pero venían dos hermaños de Felipe y un compadre de él; pero el que es compadre de Felipe a él le pagaron sus hermaños; Felipe no pagó por él y a los hermaños de Felipe y a mí lo pagó entre Felipe y otros dos hermaños que tenía aquí; o sea, no pagó Felipe solo, es mucho dinero. Pagaron entre 3, o sea, cada quien por uno.

DW: Cada hombre....

SD: Era Felipe y 2 hermaños que estaban aquí y nosotros eramos 3 parientes de Felipe, íbamos a ser 4 pero uno se quedó y entonces llegamos nada más 3 parientes de Felipe y cada uno de los hermaños pagó por una persona; Felipe pagó por mí y los otros dos hermaños pagaron por los otros dos que venían.

DW: Felipe pagó como...

SD: $1,300 por mi.

DW: Y los otros $1,300....OK. Quiero hablar sobre cómo pagó poco a poco a Felipe; cómo?

SD: Sí mira, cuando yo me vine para acá como te dije que yo ya había juntado dinero en México para dejarle a mi familia; entonces desde que yo ya tenía planeado el viaje para acá hablé con Felipe para darle tiempo a él de juntar ese dinero; él también del dinero que mandaba a su casa, a Michoacán él apartaba cierta cantidad cada semana hasta juntar los $1,300 y cuando él tuvo el dinero listo me habló por teléfono, que él ya estaba listo. Entonces yo para ese tiempo ya también tenía dinero ahorrado ya nada más arreglé mis papeles allá, como todavía trabajaba, yo no dejé el trabajo, hasta que no me dijo Felipe que ya estaba listo.

DW: Entonces, él ahorró por cuánto tiempo?

SD: El ahorró desde como por Octubre del 99, hasta Mayo del 2000. Sí, poco a poco, si le dí tiempo para que también él pudiera mandar a su casa, porque si lo hubiera hecho de un solo pago no hubiera podido mandar a su casa.

DW: El tenía que ahorrar y mandar por tres cosas: tenía que pagar sus gastos, mandar...

SD: Pagar sus gastos, mandar para su familia, y ahorrar para mí.

DW: Y estaba ahorrando por otro, o no?

SD: No, yo nada más y así se hizo, entonces yo cuando vine aquí y empecé a trabajar por suerte; empecé a trabajar en el Restaurant donde está él y fué al siguiente día de que llegué aquí a Watsonville; entré luego luego, entonces, como allí nos pagaban, dejabamos dos semanas de fondo, me pagaban hasta la 3ra. semana mi primer cheque y yo tuve que esperar un mes pero como al mes hay que pagar renta, el primer cheque lo use para la renta y no le dí nada y el segundo mes ya le pude pagar a Felipe todo ...la mitad de lo que me había dado.

DW: La mitad?

SD: Sí, le pagué $700 y la otra mitad fué...no, porque allí todo lo que me dieron de cheque se lo dí a Felipe y mis gastos los fuí pagando con las propinas; nada más tenía gastos de comida, porque ropa fuí a las tiendas de segunda, conseguí algo de ropa para cambiarme, pero con las propinas pude pagar esos gastos. En la comida no me preocupaba porque allí en Restaurant comíamos y nada más tuve que apartar para la renta y ya al segundo mes terminé de pagar todo.

DW: A él?

SD: Aha, a Felipe, le pagué los $1,300 en dos meses, pero esos dos meses yo no mandé dinero para México, todo se lo dejé aquí a Felipe; ya hasta el tercer mes, la primera semana del tercer mes pude mandar dinero a mi casa.

DW: Y así pasa a todos los inmigrantes que conoces?

SD: La mayoría; hay personas que dejan dinero.

DW: Llegan aquí endrogada.

SD: Hay unos que piden allá, en México, allá mismo piden el dinero y ya cuando llegan acá empiezan a mandar poco a poco y hay otros que tienen parientes o conocidos aquí y hablan con ellos y ellos les pagan acá todo el viaje.

DW: Entonces, cómo fué Felipe durante este tiempo? Fué como tranquilo sobre eso, ó?

SD: Sí, o sea no me...

DW: Que tenías una responsabilidad con él y tenías que pagarlo.

SD: Yo sabía de mi responsabilidad porque sabía que ese dinero que él pagó por mí lo podía haber usado su esposa en otras cosas, entonces yo sabía que esa responsabilidad de pagarle ese dinero era muy fuérte. Por eso yo no mandé dinero en esos 2 meses a mi casa; todo se lo dí a Felipe para que él mandara también a su casa y no le hiciera falta a él.

DW: Entonces, Felipe te prestó dinero y has hecho lo mismo por otra persona tú?

SD: Sí, por Felipe mismo; después de que llegué yo él se fué al siguiente año en Diciembre y cuando regresó yo le tuve que pagarle a él el coyote. Sí, hice lo mismo por él?

DW: Cuánto costó?

SD: Ya subió $100 más; nos costó $1,400.

DW: Entonces, me explica, así pasa por los Mejicanos, porque no pueden prestar dinero del Banco, en México no tienen bastante dinero.

SD: Para que te hagan un préstamo tienes que tener propiedades, y entonces si uno tiene allá propiedades no tiene caso venir acá a sufrir; vienen los que no tienen nada.

DW: Entonces así pasa el sistema de drogas y...

SD: Es una de las formás de venirse, pedir prestado y luego ya le paga; y hay otros te digo, hay personas que se vienen por su cuenta, sin conocer a nadie acá; ellos juntan el dinero.

DW: Qué es juntar?

SD: Ahorrar. Ahorran el dinero en México, lo que saben que les va a costar y se traen el dinero para acá con ellos, pero es muy riesgoso porque en la frontera, sobretodo por Tijuana y en Texas es donde me han dicho que hay muchos asaltos, incluso por donde pasamos nosotros, traíamos dinero Mejicano para lo que pudieramos necesitar. Como luego pagamos hotel y comida hay veces que no podemos pasar a la primera y entonces debemos traer algo de dinero de reserva y yo traía $2,000 pesos pero no los utilicé yo, pero traemos el riesgo de que nos lo quiten los mismos Mejicanos. Sí esas personas se arriesgan así mucho al traer el dinero y pagar ellos mismos porque hay veces que los coyotes les piden el dinero adelantado cuando saben que lo traen y los abandonan.

DW: Pero aquí en Watsonville, o los Estados Unidos hay...como Felipe te prestó dinero y tú prestastes dinero a él, pero hay hombres como ricos que prestán dinero ...espérame a explicar. Un hombre que presta dinero como a 5 hombres de México y estos hombres están... quien han hecho drogas a él y tienen que pagarlo, poco a poco, pero él ...

SD: Cobra interés.

DW: Le ponga interés, así pasa?

SD: Yo he sabido de patrones, de prestamistas de esos no. Pero sí he sabido de patrones que van allá a México y contratan personas y les pagan, pero a la hora que los tienen trabajando acá les van descontando eso, y sí les descuentan más a veces; sí es como un contrato que hacen ellos desde allá.

DW: Entonces, quién de aquí? Como dueños de que? De campo?

SD: Sí, más en los files, en el campo, es donde se hace eso, y en la construcción.

DW: Entonces, es una manera de...

SD: De conseguir trabajadores baratos porque los tienen nada más por un tiempo y ya cuando no los necesitan los desocupan.

DW: Pero así los trabajadores no ganan mucho porque siempre están pagando sus drogas.

SD: No, mientras estén con ese patrón no van a ganar. Ya cuando se separen de él que paguen lo que le deben y busquen por su cuenta pues pueden ganar más.

DW: Y los dueños que hacen eso, este....son malos esos? Y dicen a los hombres en México que va a ganar mucho, va a trabajar mucho y a ahorrar mucho, pero no es así, es una manera de ..

SD: Sí, nada más es una mentira para que vengan. Sí, eso ha ocurrido hace poco...bueno, no hace poco, el año pasado... se estaba viendo en las noticias de aquí que en Los Angeles hay una calle donde van trabajadores para solicitar empleo, se ponen en la calle y ya en esa calle ya saben los Americanos que hay trabajadores Latinos y llegan a contratarlos y pero a veces llegan y les prometen la paga y cuando terminan el trabajo ya no les pagan e incluso hubo 2 trabajadores que los llevaron a hacer cierto trabajo y nada más los llevaron para golpearlos, 2 Mejicanos...Sí, pero sí agarraron a los Americanos que los golpearon; sí, a eso se expone pues uno....son los riesgos de venir para acá.

DW: Como un folleto como similar de eso es ...pero la otra pregunta sobre eso es que de los gastos que sabes tú, la mayoría de los inmigrantes que tienen este sistema de pagar como tú.

SD: Sí, este...el sistema que tenemos nosotros es más bien, se puede decir, que familiar, es entre personas que ya se conocen de tiempo, que son familia o que son conocidos que tienes tú confianza, pero todavía en estos casos hay muchas personas que quedan a deber, hay personas que dicen que te van a pagar acá y vienen y ya no te pagan; ya estándo acá ya no te pagan, te dejan con la deuda.

DW: No te ha pasado, entonces eres tú y Felipe, me dijo éste que se viene aquí después de una invitación de una persona y así es; se puede pedir de una persona en los Estados Unidos que quiere venir ahorras para mí, ó cómo pasa?

SD: Sí, a mi, cuando me invitaron la primera vez fué....huy, ya tiene rato....cómo qué año sería? Como por el 84 me invitó un paísano de Felipe, no es familiar, es un paísano de él y él tenía unos hijos en San Francisco, trabajando en un Restaurant. Fué la primera vez que me hicieron la invitación para venirme para acá, pero yo no quise en ese tiempo, yo tenía 3 años de casado y tenía apenas un niño chiquito, y no, no me interesó porque en ese tiempo todavía México no estaba como ahora, todavía los sueldos eran más o menos buenos y le dije que no. Y él estuvo insistiendo mucho tiempo para que me viniera con él y no, yo no quise y después cuando ya crecieron mis hijos y fuéron a la escuela fuéron más gastos, perdí mi primer trabajo porque empezó la escasez allá en México, la devaluación del peso, entonces ya estuvo más difícil allá la vida y todavía así conseguí otro trabajo y estaba ganando no igual, pero más o menos lo mismo pero con el paso del tiempo mis hijos empezaron a tener más necesidades, crecieron, más ropa y los estudios se hicieron ya más caros, entonces fué cuando me decidí a hablar con Felipe y él ya había venido para acá desde, me parece que desde el 86 fué la primera vez que vino y después regresó en el 94 y entonces, como él ya había venido yo platiqué con él y le dije que si tenía oportunidad de ayudarme porque era la persona en el que tenía más confianza de los que están acá; yo tengo familiares aquí, en San Francisco en un pueblito que se llama San Pablo, allí tengo un tío y tengo primos en Richmond pero ya hace tanto tiempo que no los veo que no tenía la suficiente confianza, no sabía si me iban a ayudar o no. Y con Felipe ya nos conocíamos de años antes.

DW: Y él es su suegro?

SD: Es mi concuño [giggles], no mi suegro está allá en México. Sí, y platiqué con él...

DW: Concuño es el hermano de su esposa?

SD: Es el esposo de la hermana de mi esposa....[laughs]. Es el esposo de mi cuñada; si, mi esposa y la esposa de Felipe son hermanas. Está medio complicado. Entonces te digo, como ya nos conocíamos y sabía que él estaba aquí con todos sus hermaños, sí me dió confianza de decirle que si me podía ayudar y él me dijo que sí; entonces empezamos a planear eso y le dije yo que nada más me diera tiempo de ahorrar allá dinero para dejarle a mi familia, de arreglar mis papeles en el trabajo donde estaba, porque también no quería abandonar mi trabajo, quería quedar todavía bien por si fallába en algo acá poder regresar.

DW: Por qué tenía confianza en Felipe y no en otros?

SD: Porque te digo, cuando mis tíos desde que tenía como 10 años ya no los veía, y a mis primos también éramos de la misma edad, la última vez que ví a un primo mío yo tenía 16 años y él tenía como 12; entonces yo no sabía si todavía se acordaban de mí porque dejamos de vernos, como ellos están acá y nosotros allá no nos comunicabamos y no sabía qué tanto podía confiar en ellos; si me iban a aceptar o no.

DW: Y cómo me dices la confianza?

SD: Porque la confianza, bueno, para mí, en lo personal se mide con el trato y yo al conocer a una persona, pues ya a mi edad ya sé más o menos como son las personas nada más con tratarlas un rato; sé si son, se puede confiar o no. Hay veces que nada más con verle la cara y con Felipe somos muy parecidos en el carácter; somos así, nos gusta casí lo mismo, entonces congeniamos desde que nos conocimos en el trabajo empezamos a llevarnos bien y empezamos a convivir allá en el pueblo también, cuando iba él me recibía como si fuéra de su familia a pesar de que él todavía no se casaba con mi cuñada y nos recibía en su casa como si fuéramos de la misma familia, entonces eso me dió la confianza a mi para decirle a él. Y él también me conocía como era y por eso también él confió en mi para hacerme ese préstamo.

DW: Entonces, Felipe fué un ...tenía una gran parte de su invitación aquí, cuando llegastes aquí él te enseñó mucho?

SD: Sí, porque también por eso quise venirme con él porque yo sabía que estándo con él podía guiarme aquí, enseñárme, en cambio mis tíos como trabajan no sabía si tenían tiempo para mi. Podía llegar a lo mejor a su casa y estar viviendo allí, pero ellos no iban a poder estarme llevando a buscar trabajo, o a comprarme ropa a lo mejor, o a pasear.

DW: Entonces, cómo? Cuando llegastes aquí qué hizo él? Cómo te enseñó a salir, or cómo vivir aquí?

SD: Como te digo, llegamos al Restaurant y de allí, después de que comimos, esperamos a que él saliera y nos empezaron a llevar a conocer primero Santa Cruz y nos llevó a ver la playa, el boardwalk, la feria, y nada más fué ese paseo corto, y ya se nos hizo noche y regresamos, y otro día nos llevó otra vez en el bus pero te digo que yo aquí me sentía fuéra de lugar, veía todo igual, la primera semana, yo no sabía dónde bajarme en el bus, allá para llegar al Restaurante, él tenía que hacer el stop, porque yo me pasaba siempre; veía todo igual, los signs eran muy pequeños para mi y pasaban desapercibidos. Yo estaba acostumbrado a unos anuncios grandes, a letras grandes y edificios de diferentes formás y aquí yo veía igual. A veces como trabajábamos en la mañana, nos ibamos a las 6 de la mañana y en el autobús yo me dormía y despertaba en Aptos, o a veces despertaba en ??? y veía igual, no sabía dónde estaba, tenía que esperarme a ver un sign para saber más o menos, ubicarme.

DW: Después cuánto tiempo sentistes más cómodo, cómo aprendistes?

SD: Para aprender a conocer aquí tuve que andar solo, ya la segunda semana ya no quise irme con Felipe; le dije que ya me iba a ir aparte y empecé a andar en el bus, a dar vueltas, vueltas y vueltas para acostumbrarme a las casas y conocer bien. Y después de que ya supe utilizar el bus y conocer las paradas, ya aquí el pueblo de Watsonville lo recorrí pero a pie. Me salía todas las mañanas y caminaba por las calles para conocer bien donde iba a vivir porque no conocía, no sabía ir al downtown ni a las tiendas, no sabía los horarios aquí también son diferentes. Allá en México a las 8 de la mañana ya encuentras tiendas abiertas, aquí hasta las 10 de la mañana abren.

DW: Entonces, distes vueltas en los autobúses?

SD: Si.

[end of first side of tape]

DW: Para sentirte más...

SD: Sí, más independiente; sí y poder moverme más libremente aquí, si tenía que ir a algún lado no estar esperando quién me llevara sino ya ir yo solo por mi cuenta y así fué cómo aprendí, dando vueltas en todas las rutas de los autobúses para saber a dónde me llevaba cada uno. Y ya cuando aprendí a andar en autobús y ya después me fuí caminando, recorriendo calles, conociendo todas las calles y ya empecé a moverme más libre yo; ya no dependí tanto de Felipe ni de sus hermaños.

DW: Entonces, vivistes aquí por 2 años, may be?

SD: Sí, por un año y 8 meses la primera vez.

DW: Después de cuánto tiempo tuvistes más confianza y vivistes más independiente? Unos meses? Unas semanas?

SD: Después de unos 3 meses, si ya que estuve trabajando allí en el Restaurant, empecé a aprender el inglés, y un cajero me hacía burla porque yo trataba de hablar con los cientes y ellos a veces me preguntaban y yo les respondía, había veces que no me entendían. Entonces el cajero decía que mi inglés era tan bueno que nada más la Reina Isabel y yo podíamos hablarnos porque los demás no entendían [laughs....] Sí, pero pues ya no me dejé llevar por eso, yo seguí y seguí intentando y ahorita ya me doy a entender por lo menos lo que necesito para ir a las tienda a comprar mis cosas personales, ya puedo ir solo, para pedir las comidas igual también.

DW: Entonces hay dos tipos de personas: Uno que tiene mucha curiosidad de encontrar y hablar con las personas, y uno que se siente bien como estar solo y no trabaja y no tiene curiosidad de hablar con las personas. A mí me dijistes que tú eres como la persona que tiene mucha curiosidad de hablar con los clientes y entonces por qué?

SD: Primero para aprender el inglés y segundo porque hay personas que...allí en el Restaurant llegan personas de diferentes estados, no nada más de Santa Cruz, o the Watsonville, llegan de Oregon, llegan de Las Vegas, llegan de Tejas ...hemos tenido parejas que vienen de San Diego a comer allí; una cosa curiosa fué que esa pareja de San Diego, allí llegaron de novios, y después volvieron cuando se casaron, vinieron de luna de miel aquí a Santa Cruz y llegaron allí al Restaurant y después regresaron la otra vez ya con un niño. O sea, pues fué muy rápido eso. En el tiempo que estuve, en el año y 8 meses pasó todo eso con esa pareja. Y se me quedó muy grabado, porque son personas que pasan por tu vida y tú vas conociendo cómo son, y ellos se ponían a platicar con nosotros, decían que les gustaba mucho el Restaurant, nos preguntaban por nuestras costumbres, las comidas.

DW: De dónde eran?

SD: De San Diego. Sí, fué una pareja. Hay otras parejas que viven allí en Santa Cruz pero han visitado México. No me acuerdo de dónde es, una pareja tiene un velero y ellos no tienen niños pero viajan muy seguido a Latinoamérica y han estado en Mazatlán, en Acápulco y se van en el velero hasta allá. Entonces esas personas también se ponen a platicar y nos hacen preguntas de lo que conocemos nosotros de los Estados y para podernos entender, pues ellos no hablan muy bien en español teníamos que hablar nosotros en inglés y todo eso pues nos hace buscar, comunicarnos. Si una palabra no le entiendo le preguntaba al cajero y él me decía, o las cajeras también.

DW: Así tenías una conversación con ellos.

SD: Hay personas, tengo un compañero que él sí es por curiosidad, pero es que es muy jovel él, tiene 18 años y él sí busca conocer cosas nuevas, divertirse ...entonces él sale más por curiosidad que para aprender. El va seguido al boardwalk, a las maquínitas, va a los bailes al Veterans de Santa Cruz, a los bares todavía no porque no lo dejan entrar, pero sí a los centros donde hay bailes para jóvenes, allí siempre va él. Pero sí, ya es por curiosidad y por diversión y yo trato de aprender para moverme más fácil aquí, más normal, más natural.

DW: Entonces, después de 3 meses así, el tiempo empezó a pasar más rápido, verdad?

SD: Sí, los 3 primeros meses fuéron muy difíciles, más el primero y el segundo porque, o sea, aquí todo es muy diferente y me sentía solo yo, a pesar de que tenía amigos, se siente uno retirado de la familia. Y entonces me daba mucho trabajo concentrarme en mi trabajo. Tenía muchos errores esos dos meses, porque estaba pensando en otra cosa, no podía meterme bien en mi trabajo y ya hasta que me acostumbré y empecé a tener más amistades aquí ya fué cuando empecé a centrarme más, a controlarme más y ya, pues ya se fué más fácil el tiempo, más rápido. Pero sí es difícil estar lejos. Y más cuando no conoces, por eso te digo yo, yo era lo que quería, conocer más, poder hablar más con las personas para sentirme más en un lugar, más firme.

DW: Porque no tenías mucha familia aquí, verdad?

SD: No, aquí en Watsonville no tengo ...ahorita ya tengo dos cuñados.

DW: Pero no es como Felipe que tiene como 5 hermaños.

SD: No, Felipe tiene todos sus hermaños y aparte hay mucha gente aquí de su pueblo; pero son personas que yo aunque he visto allá no he tratado, no he tenido trato y sí me hablan pero no es igual platicar con alguien que conoces de vista que con alguien que ya has convivido. Y con ellos me sentía como un invitado, no como parte de ellos.

DW: Entonces, tú eres como diferente de la mayoría de los inmigrantes, porque la mayoría que yo sé tienen familia aquí.

SD: Si.

DW: Entonces, cuando ves a otro inmigrantes cuáles son las diferencias?

SD: Las diferencias pues son que la mayoría tiene un apoyo, yo también, porque cuento con Felipe. Como te digo, somos muy amigos y sé que en un caso de alguna cosa que yo necesite él va a estar allí pero todos los demás yo veo que tienen así familiares y yo no. Yo nada más sé que dependo de mi mismo; por eso también es que trato de hacer lo que estoy haciendo, aprender, para manejarme yo sólo, porque sé que nada más dependo de mi mismo y de nadie más. Y otros inmigrantes tienen familia algunos ya tienen hasta casa y yo no. Yo tengo que estar buscando y siempre tener una o dos oportunidades más para no estar nada más con una. Porque sé que aquí lo que he visto es que en cualquier rato te dicen, "sabes qué? Que ya no te queremos aquí." Cualquier cosa que les moleste mía, o no les parezca como soy, y es lo que veo que en las personas, los caseros, así sacán gente pues y me han contado también compañeros que porque ponen la música alta, o porque no recogen su cuarto, no guardan la limpieza y ya el casero los sacá; entonces ellos tienen que buscar.

DW: Pero, has hecho muchos amigos, o es difícil porque unos vienen aquí como en grupo así y están cerrados.

SD: No, yo trato de abrirme a todas las personas.

DW: De los grupos que vienen aquí son cerrados y tú estás aquí solo.

SD: Te digo, yo trato de abrirme así a la gente, trato de conocer gente y platicar con ellos para tener más amistades y tener más oportunidades aquí de trabajo y de habitación y también para no sentirme tan solo, porque pues si me cerrara yo y me encerrara nada más en donde vivo sería más difícil, sería como estar preso, no? Y así me sentí cuando llegué aquí porque salía a la calle y no entendía qué me decían, no podía platicar con nadie ni podía ir a ningún lado porque no podía también comprar. Hasta para eso era difícil. Necesitaba ir a tiendas que hablaran español, y todo eso pues te dá más libertad, más opciones para ir, para moverte y pues sí esa es la diferencia que veo entre los otros que han venido así en grupo y yo; porque yo me muevo solo pero ya tengo más lugares a donde ir.

DW: Entonces, hablamos sobre por qué regresastes después de un año y 4 meses.

SD: Un año, 8 meses.

DW: Me dice, después de cuánto tiempo empezastes a faltar tu familia y todo eso. Claro que al principio...

SD: Cuando regresé, o desde que me vine?

DW: El momento en que llegastes faltastes su familia, verdad.

SD: Aha.

DW: Cuándo empezastes a faltarlos mucho?

SD: A extrañarlos? Desde que me vine, porque el día que nos separamos, yo salí de Queréndaro , pero ellos se tuvieron que ir antes a México, porque los niños iban a entrar a la escuela, desde ese momento, cuando se subieron al autobús, pues ya los ví tristes a ellos, porque sabían que ya no nos ibamos a ver y desde allí empecé a sentir. Y ya cuando venía en el camino trataba de no pensar en eso, de pensar en otras cosas, en lo que iba a encontrar acá. Yo ya me había hecho a la idea porque había personas allá en el distrito que me habían dicho que no iba a aguantar, porque yo soy muy unido con mi familia, con mis hijos juego y todo el tiempo libre lo paso con ellos; entonces decían, "no, tú no vas a aguantar, porque tú vas a extrañar mucho a los niños," y hay personas que ya habían venido y se regresaron por eso, no pudieron estar sin su familia. Y como yo era muy apegado a ellos decían que iba a pasar igual conmigo, pero, te digo, yo traía ya un motivo, ya no era nada más la aventura de venir y conocer y desde que me salí del trabajo mi patrón no me quería dejar que me viniera. Pues yo le platiqué a él lo que pensaba.

DW: Me repites eso, no entendí. Que querías regresar muy pronto, o qué?

SD: No. Yo sabía que iba a estar bastante tiempo acá. Y te digo, toda la gente decía que no iba a aguantar.

DW: Qué es aguantar?

SD: Aguantar es soportar, resistir, estar acá solo. Ellos pensaban que yo iba a regresar pronto por mi familia. Y yo ya había hablado con todos ellos, e incluso mi patrón donde trabajaba antes, él también trató de convencerme de que no viniera, y decía que me quedara allá y entonces yo le dije pues que cuál era mi motivo, de la escuela de mi hija que ya no podía sostener sus gastos, que necesitaba ganar más.

DW: Y si no fuistes a los Estados Unidos ella no...

SD: Ella no hubiera podido tener oportunidad de estudíar.

DW: No podía salir adelante.

SD: De pagar sus estudios en la universidad.

DW: En qué Universidad fué?

SD: En C.U. Ciudad Universitaria, en la UNAM.

DW: Es parte de UNAM.

SD: Bueno, sí está CU, allá sabemos que es de la UNAM, y está la Metropolitana también. Ella entró en la UNAM. Sí, y entonces, desde que ella empezó en bachillerato, yo ví que era muy difícil pagarle su escuela porque ya empezaba a pedir libros, empezaba a pedir bolígrafos especiales que cada uno me costaba lo que yo ganaba en un día; entonces, no, era muy difícil para mí y tenía que sacrificar a los demás para pagarle a ella. Entonces ya hablé eso con mi patrón y él me sugirió que si me quedaba me iba a aumentar el sueldo, pero todavía con lo que me iba a dar más yo lo veía muy difícil, y le dije que no, ya estaba decidido yo.

DW: Pero estoy curioso, su motivo no fué nada de construir una casa, o ahorrar por un tiempo más adelante; fué solamente para los estudios de ella.

SD: El motivo fuérte fué ese, de ahorrar para ...tener dinero, más que ahorrar, tener dinero para pagar sus estudios, pero como yo ya soy grande de edad y a mi edad es muy difícil conseguir trabajo en México; yo sabía que al salirme de ese trabajo ya no iba a encontrar otro, así, en una fábrica, por decir. Porque puedo encontrar en la calle, vendiendo algo, pero allí no hubiera tenido ni seguro social, ni vacáciones, ni aguinaldo en Diciembre. Todo eso lo dá un empleo en una fábrica y si trabajo yo por mi cuenta sé que no voy a tener eso. Entonces, cuando me vine para acá mi pensamiento era tener dinero para pagar los estudios de mi hija, y guardar dinero para poner un negocio aparte, ya cuando ella saliera de la escuela.

DW: Un negocio suyo.

SD: Sí, cuando ella...

DW: Espera un minuto. Entonces fué...

SD: Fué mi segundo motivo.

DW: Fué su segundo motivo; entonces, cómo se dice "risk", como un chance.

SD: Sí, una oportunidad.

DW: Para tí fué un riesgo, como dejar tu trabajo en la galletera a venirse aquí.

SD: Sí, pues es que...allí, yo le debo mucho a esa fábrica, todos los cursos que nos dieron, nos abrieron un horizonte nuevo allí y también eso me ayudó a animarme, porque yo no quería venir para acá, tenía miedo. Pero ya después de haber estado con todo eso y ver la vida de otro modo, yo sabía que era un riesgo que tenía que correr. Yo me vi a mi mismo, dije pues todavia tengo fuérzas, tengo la habilidad y las ganas; yo digo, yo creo que si la hago, entonces fué un riesgo medido porque yo sabia que si iba a poder en lo que fuéra y por eso me anime a venir.

DW: Es un riesgo, pero también si ayuda a su hija a estudíar y a salir más adelante, cuando ella consiga un trabajo más bueno, en realidad ella puede como apoyarte.

SD: Pues podria apoyarme, pero yo no lo veo de esa forma, con mi esposa, nosotros lo que pensamos de nuestros hijos.

DW: Esto no fué el motivo?

SD: No, lo que pensamos de ellos es darles las herramientas, una forma de poder vivir major ellos y ya despues pensar en nosotros también, o sea, no nada más en ellos, de allí dejando algo para nosotros pero ya con la libertad de que ellos ya pueden hacer su vida más facil, tener mejores opciones de vida.

DW: Antes de todo eso estabamos hablando de sobre como extrañaste tu ??? y todo eso.

SD: Si, te digo, desde que los ví, desde que se quedaron en el autobús para irse a México, ya desde allí empecé, y todos los dos primeros meses, en el trabajo, estaba trabajando y oía las ordenes que tenía que hacer pero mi mente estaba en el distrito, andaba recorriendo allá en las calles, luego, allí como ya ese restaurant tiene ventanales grandes, pegaba el sol y me acordaba de allá, porque aquí es más frio que el distrito, aunque hay sol y hace calor es más frio con el aire que hace, y allá no, allá es calientito.

DW: Entonces, cuando empezastes a olvidar todo eso.

SD: No olvidar, más bien acostumbrarme; si porque todavía después de dos anños no se olvida eso, yo creo no lo voy a olvidar, pero se acostumbra uno a estar lejos y porque tienes también la esperanza de que vas a regresar. Por eso se soporta.

DW: Entonces, me dice cómo decidistes regresar. Cómo supistes que ahorrastes bastante para los estudios de su hija y también talvéz a empezar un negocio?

SD: S i, mira, cuando vine para acá yo tenía la idea de estarme unos cinco años que es lo que dura el estudio de mi hija en la universidad. Cinco años, dije, en esos cinco años yo termino de pagar la universidad y ya si ella quiere seguir adelante tiene la forma de costearse ella misma, pero uno de mis hijos más chicos me obligó a ir, porque allá estamos muy apegados conů..aunque no somos cristiaños de cada 8 días de ir a la iglesia, somos cristiaños por religión y por tradición, y él iba a hacer su primera comunión; entonces allá es casí crítico que un papá no esté en una ceremonia de esas cuando su hijo hace la primera comunión.

DW: Como cuantos años en ese tiempo?

SD: Yo?

DW: No, no, no ...él.

SD: El tenía...ahorita tiene 9, tenía 8 años.

DW: 8 años es el tiempo de comunión.

SD: Si, entonces me habló en el 2001, por Febrero me habló él por teléfono, en una plática que tuvimos y me dijo que él quería hacer la primera comunión pero quería que yo estuviera y yo le dije que no sabía si iba a poder, era muy pronto para regresar, y todo el año estuvo insistiendo e insistiendo, entonces yo hablé con mi esposa y le dije que si era seguro que lo iba a hacer ella me hablara y me dijera la fecha pero que lo dejara para fin de año para que me diera un año més para poder juntar dinero e ir y regresar otra vez y sí se arreglaron las cosas de modo que fué en Diciembre, entonces ya yo planeé y hablé con mi patrón de aquí y le dije que pues tenía que ir, y él estuvo de acuerdo y yo iba a ir por 15 días pero él me dio dos meses, dice, "no, quédate tiempo, porque es muy poco, 15 días no es suficiente," y sí me dió dos meses para estar allá. Pero ya estándo alláá es díficil otra vez regresar, ya no quieres dejar a la familia; entonces agarré otro mes más y me quedé 3 meses, sí y ya habíamos quedado de acuerdo con Felipe que esa vez le tocaba otra vez a el.

DW: Entonces estos 3 meses acában de finalizar.

SD: Si, regresé en Marzo...me fuí en Diciembre, el 3 de Diciembre salí de San Francisco y regresé el primero de marzo llegué aquí otra vez, aquí a Watsonville.

DW: Bueno, entonces, decidistes ..hicistes un plan de regresar, pero cuándo supistes la fecha?

SD: Desde Agosto.

DW: Supistes en Agosto que llegaste.

SD: Que iba a ir a México y desde ese día, como en la iglesia se preparan, llevan una preparación para hacer esa ceremonia, se tardan meses, entonces eso me dió oportunidad de saber desde mucho antes cuándo iba a ser la ceremonia y ya me dió tiempo de planear cuándo me tenía que ir y cuándo podía regresar.

DW: Bueno, entonces hicistes un plan con su patrón.

SD: Con mi patrón y con Felipe.

DW: Estabas de acuerdo con Felipe que él.

SD: El iba a pagar otra vez de regreso.

DW: Y fué algo difícil sobre su regreso, o no?

SD: No. De aquí para allá es fácil porque tenemos la opción de viajar en avión y salimos de San Francisco, como yo vivo en el Distrito, no hace ninguna parada el avión hasta allá y si hubiera ido por tierra a lo mejor sí hubiera tenido problemás porque hay que pasar aduanas y en México si saben que uno viene de acá saben que lleva dinero y allí no puede pasar uno limpio siempre te quitan algo en cada aduana; para llegar hasta el distrito hay que pasar como 3 aduanas.

DW: Qué van a preguntar?

SD: En la aduana le preguntan cuánto llevo de dinero, qué aparatos llevo.

DW: En el aereopuerto?

SD: En el aereopuerto nada más me chequearon.

DW: En el aereopuerto no te preguntan, pero si llega en autobús.

SD: Por tierra sí.

DW: En cada punto de chequear, qué le preguntan?

SD: Me preguntan de donde salí, cuánto dinero llevo? Qué aparatos llevo? A dónde voy? Si llevo valores, joyas u otra cosa y la cantidad de lo que llevo de aparatos porque ya si lleva uno una cantidad un poco grande; por decir unos 10 aparatos de lo mismo ya piensan que va uno a vender; entonces allíí empiezan ellos a sacárte dinero, a cobrarte impuestos que no existen, o te quitan un aparato.

DW: Si es más facil y seguro ir...

SD: En avión.

DW: Es más barato también a veces? O, un poco más caro?

SD: Bueno, contando lo que vas a pagar en las aduanas sale casí igual, pero acá haces un pago y llegas con todo y seguro.

DW: Entonces, fuistes de Watsonville a San Francisco en carro, y fué como 4 horas de SF al DF?

SD: Si, en avión.

DW: Y ya en el aereopuerto estaba su familia?

SD: Si, ya me estaban esperando.

DW: Y que te preguntaron los oficiales.

SD: En la aduana? Nada más me...allí no me pidieron nada, nada más se maneja como por sorteo allá, y aquí revisan a todos parejos, unos tras otros, revisan lo mismo; pero allá no sé porque sea que hay un...le dicen un semáforo, entonces tu pasas de la puerta a la entrada del aereopuerto y nada más te revisan tu identificación y después de allí pasas a una aduana, allí donde está el semáforo, aprietas un botón tú y si aparece la luz verde no te revisan nada lleves lo que lleves, pasas, y si aparece la luz roja tienes que sacár todas tus cosas allí, abrir tu maleta y sacár todo en el piso para que te revisen que es lo que llevas. Y a mi me tocó luz verde, pasé.

DW: Entonces, para hacer un punto claro, trabajastes en la taquería todo el tiempo, verdad?

SD: Si.

DW: Entonces, cómo sentistes cuando estaba en el avión viajando a México.

SD: Cuando salí de aquí pues todavía no podía, un sentimiento raro, porque a pesar de que estrañaba mi familia dejé también aquí amigos, por decir a Jackie, Laura, Felipe; sabía que se iban a quedar aquí y como que tenía ganas de ir a ver a mi familia pero también tenía ganas de quedarme. Pero ya llegando allá a México, viendo el Distrito, las primeras casas parece como si hubiera despertado, como si hubiera estado dormido. Llegué y pues ví a mi familia, me saludaron, llegamos a la casa y como si hubiera despertado apenas, como si no hubiera estado acá, me olvidé por completo de Estados Unidos, ya nada mós estuve para ellos; si, como si hubiera sido un sueño.

DW: Pero entonces, cómo me dices de las aduanas, "check points".

SD: Oh, aduanas.

DW: Las aduanas son más estrictos...

SD: Allá en México.

DW: Allá en México pero cuando viaja por tierra y los aereopuertos son más...

SD: Son más seguros. No hay tanta corrupción.

DW: No hay la corrupción que hay por la tierra.

SD: Si, es que en el aereopuerto cómo están vigilados hay camaras y por tierra son más personas las que manejan eso y va más gente también, entonces es más dificil que haya un control.

DW: Entonces como fué para venirse aquí fué como tres semanas, casi tres semanas.

SD: Si, por los retenes, porque para cruzar nada más así un día, pero para pasar a Los Angeles estuve 15 días.

DW: Entonces, como fué de viajar a México muy rápido. Fué una diferencia.

SD: Si, por eso te digo que parece que había despertado de un sueño porque fué en un instante; subí al avión y como fué en la madrugada, tuve que abordar a las 6, 6:45, toda esa noche no pude dormir, entonces iba muy desvelado, iba cansado y me dormí parte del vuelo y ya cuando desperté ya iba volando sobre México.

DW: Y esta fué la primera vez que fuistes en avión?

SD: Si.

DW: Entonces me explica eso.

SD: Si por eso también iba nervioso.

DW: Es un poco extraño, no?

SD: Iba nervioso porque lo que había pasado aquí, lo que se decía de los aviónes. Fué despues de las torres.

DW: Despues del 11 de Septiembre.

SD: Aja, si, fué en Diciembre, fué dos meses después. Si, dos meses, entonces todos me decían que si no tenía miedo, que porque no me iba por tierra mejor; y no, yo lo que quería era llegar lo más rápido que se pudiera a México y no, les dije que no, pues si iba nervioso pero con miedo no; le digo pues voy a llegar a mi casa.

DW: Te gusto el avión, como fué?

SD: No se siente nada.

DW: Como en el Boardwalk?

SD: La montana rusa; si yo esperaba sentir algo así; pero no, no se siente nada ...lo que si tuve nada más un malestar por estar encerrado 4 horas, y como me tocó del lado del pasíllo no podía ni siquiera ver la ventanilla, entonces se me hizo muy monótono estar allí encerrado y no tenía a nadie con quien platicar; iba un compañero pero iba más nervioso que yo el compañero ese y se durmió todo el viaje él. Entonces no tenía nada que hacer, 4 horas allí.

DW: Pero ustedes tienen una piel como más morena, como los terroristas, a un momento sentistes que tal vez la gente en el avión tenía miedo de ti?

SD: No, porque pues se puede decir que todos eran del color de mi piel. Todos eran Mejicanos; no había gente rubia; hasta las aeromozas todas eran Mejicanas también.

DW: Entiendo, claro.

SD: Entonces fué como entrar a un autobús de allá de mi país. Nada más que en el autobús pues si ves las ventanas, el paisaje y acá veia puro azul lo poquito que se veía de las ventanillas.

DW: Y también cuando sube el avión está en San Francisco, pero también están las mujeres allá que trabajan hablan español.

SD: Si.

DW: Entonces es casí como estar en México, verdad?

SD: Si, todos hablaban en español allí cuando subi; todas las voces que oia de atras y de adelante eran en español. Entonces no hubo mucho.

DW: Entonces sentistes como alegre de sentir eso?

SD: Me sentí tranquilo y alegre ya iba porque ya iba para mi casa, ya iba con ese gusto. Pero te digo, también me quedaba algo que me jalaba aquí, extrañaba ya a mis amigos.

DW: Antes que llegastes aquí la primera vez, cuál fué el viaje más largo para ti?

SD: Cuando me vine de allá me vine en autobús, y fuéron dos noches y un día, y pues ese fué el viaje más largo que hice.

DW: Si, si, pero antes de este viaje.

SD: Antes de venir a Estados Unidos?

DW: Antes de venir a los Estados Unidos cuál fué el viaje más largo?

SD: Ay, pues la separación más larga que tuve, pero no se siente allá, como ves a tu gente. Estuve...yo siempre había vivido en el Distrito y a Michoacán nada más había ido de visita en vacaciones, una semana o 15 días ... y allí mismo a Michoacán fuí a estudiar la preparatoria en Morelia; salí de mi barrio, de mis amigos, y llegué a la casa de una tía pero esa tía trabajaba; ya nada más la veía en la noche y entonces allí también pues si fué un apartamiento de mi familia porque a mis hermanos y a mi mamá no los ví durante un año que estuve allí en Morelia; pero pues no es tan difícil.

DW: Del Distrito a Morelia fué el viaje más largo.

SD: Fué el que duro más, porque te digo que estuve un año; el viaje de duración...

DW: Como, en distancia?

SD: De distancia fué a Veracruz; si atravesé el centro hasta el Pacifico, hasta el Golfo. Si, pues porque el otro pues si fué, ya después, pero más largo que fué hasta acá, hasta la frontera. Pero el anterior fué a Veracruz, fueron 12 horas de camino en autobús.

DW: Entonces me dijo que como entiendo los inmigrantes tienen más problemas con las autoridades en México y con los Mejicanos como guías y coyotes, todo eso, que con las patrullas aquí y con los Americanos. Por qué?

SD: Porque en México hay un chiste que a lo mejor te sirva. De que una vez iba un hombre en una playa, y dice que llevaba dos cubetas con cangrejos.

DW: Que son cangrejos?

SD: Con jaibas...

DW: Oh, crabs...

SD: Si, pero una cubeta la llevaba tapada y la otra la llevaba sin tapa, y se encontró con otro hombre que iba en dirección contraria y le preguntó que que llevaba y el le enseñó las cubetas. Y dice, "si llevas lo mismo aquí que acá, por qué aquella la llevas tapada y ésta no? Y le dijo, dice "es que esta cubeta que llevo destapada son de cangrejos Mejicanos, la que llevaba destapada. Dice, y aquella, la que llevo tapada son de cangrejos japoneses." Dice, "y por qué la de japoneses la llevas tapadas y esta destapada?" Dice, "es que la de cangrejos Mejicanos la llevo destapada, porque si se quiere salir uno el otro lo jala, por que "por qué se va a salir aquel y yo no?" El otro lo jala y esos no se salen porque cada que intenta uno salir los demás lo jalan otra vez, dice y la de cangrejos japoneses la llevo tapada porque entre todos se ayudan para que salga uno y el que está afuera sacar al otro." Pasa lo mismo en México, allá si alguien tiene interes en subir o ve que esta triunfando la envidia de los demás no lo deja. Entonces las aduanas y las policías ellos buscan, todos, todos en México no nada más las autoridades, buscan ganar dinero fácil.

DW: Pero es porque ellos sienten como...

SD: Se sienten abajo pues, quieren ganar más, tener más dinero a como de lugar.

DW: Y no piensan que hay otra manera de subir?

SD: No les gustan los riesgos, entonces a los inmigrantes, a los que venimos para acá saben que pues acá se gana más dinero, no digo que fácil, pero si se gana más dinero; entonces los que están allá es como esperar a cazar algo, esperan a que llegue alguien que viene de acá porque saben que lleva dólares y somos los que nos buscan para asaltarnos más facil.

DW: Entonces por que los Americanos no son así? Por que las patrullas...si hay personas de cada tipo y hay patrullas que roban de los Mejicanos que cazan, pero no oyes muchas historias como los Mejicanos robando de sus paísanos.

SD: Si, pues acá no he oido. Al contrario, de acá, de las patrullas de aquí de migración, lo que oigo es que te revisan todo, te quitan todo lo que traes en la ropa pero te lo regresan también todo y en México no; allá si te sacán lo de la bolsa ya te entregan tu cartera pero ya vacía. Si aquí no he oido todavia alguien que haya dicho que se le perdió el reloj o que se le perdió el dinero y allá en México si es normal, allá había...una vez habló una señora en un programa de radio de una colonia que es muy peligrosa, es la San Felipe de Jesús. Allí hay un río donde muy seguido aparecen cadáveres; como es un rio de aguas negras allí van y los tiran para que no los encuentren y esa señora decía que vivía en ese barrio pero que si ella veía unas dos patrullas y del otro lado veía a una pandilla de vagos, que ella mejor corría con los vagos. Dice, "le tengo más miedo a la policia que a los pandilleros."

DW: Pandilleros...

SD: Son los cholos bandidos. Si es que allá la policia tiene muy mala fama; como tienen la autoridad pues a ellos se les hace fácil asaltar. Casí la mayoria de los asaltantes, de los que asaltan bancos, de los que hacen secuestros han sido policias, ya no son, pero fueron en un tiempo.

DW: Entonces, en México fué que decidistes como vivir más susto y no vivir como ellos, uno debe como decidir como van a vivir, como más justo, como con corrupción. Por que decidistes?

SD: Es lo mismo que aquí; yo creo que todas las personas tenemos esas opciones y cada quién buscan segun; porque aquí yo conozco personas que tienen papeles y que son Americanos y sin embargo andan en la calle tomando y drogándose y muchos de nosotros decimos que si nos da coraje, de que esas personas que pueden ser útiles si andan así nada más viviendo de la sociedad y nosotros que queremos trabajar no podemos. Es igual allá en México, también tenemos esas opciones. Tu puedes allá trabajar también y vivir tranquilo; yo, a pesar de que vivo en un barrio muy peligroso no me ha pasado nada, ni a mi familia y otras personas que viven allí mismo ya a algunos familiares ya se los mataron o tienen peleas muy seguidos, pero ya es dependiendo de cómo te comportes tú. Mi hermano ha tenido muchos problemás allí, el más chico.

DW: Por que?

SD: Ha tenido muchas peleas y lo han asaltado varias veces; pero a él también le gusta mucho tomar y ya llega muy tarde, y yo también llegaba tarde pero del trabajo y él me decía que por qué a mi no me pasaba nada y él siempre tenía problemás; le digo, pero es que yo vengo del trabajo, yo vengo y paso junto a un grupo de personas que están tomando o están drogándose y yo no los molesto; le digo, yo paso por un lado y ellos están del otro y si me saludan los saludo. En cambio tú, cuando vienes tomado si te gritan algo tú les respondes y de allí es cuando empiezas a tener problemás; ellos ya me conocen a donde vivo y como soy y no se meten conmigo. Ya es según la forma de vivir de cada quien.

DW: Pero es para ti, a un momento sabes que cuando regresas a México hay más corrupcion, hay más pobreza, pero para esta pregunta es más corrupción, pero todavia se extraña México, entonces es un conflicto?

SD: Si es una cosa que no tiene, para ustedes, que no somos coherentes, que pensamos una cosa y hacemos otra, pero yo le decía a una senora que me decía que por que no me traia a mi familia para acá, y pues es muy dificil decir esto pero, aquí en American yo siento que las personas son como propiedades del gobierno. Aquí te manejas por leyes y si el gobierno, si tú tienes familia y el gobierno decide que tú no estás manteniendo bien a tu familia te la quita. Hagas lo que hagas, tú no tienes derecho a tener a tu familia y allá en México la familia es algo que no se puede tocar; somos personas allá, cada individuo hace lo que su conciencia le dicta; puede ser malo puede ser bueno y el gobierno no se puede meter, que si te pueden lastimar pero ya también depende de tí, de como actues. Y aquí no, aquí si te portas bien el gobierno no se mete contigo; pero si fallas en algo hasta pena de muerte hay aquí, en México no hay. Digo, yo no quiero para mi familia, y menos, así como veo aquí, digo tanta discriminación. Digo, allá en la escuela las maestras tratan bien a mis hijos y ellos tienen muchos derechos y aquí no, digo, aquí si yo pido ayuda al gobierno, tengo que pagarla después o tengo que estar sujeto a revisiones, a que vengan personas extranas a ver mi casa, cómo vivo y cómo viven ellos y eso a mi no me gusta. Le digo, yo quiero mantener a mis hijos por mi mismo.

DW: Entonces piensa que hay más libertad en México o aquí?

SD: Yo siento que allá hay mucha libertad; porque te digo allá todavia nos sentimos así, personas individuales y aquí ya están manejados más por el gobierno, más por las leyes; hay más orden por lo mismo también porque allá hay más desorden.

DW: Pero allá no hay la libertad de hacer una huelga y aquí si.

SD: Si, allá si hay libertad. Te digo de que la ganes o la pierdas ya es otra cosa; pero si puedes hacerla.

DW: Ok.

SD: Si, para hacer una huelga pues tiene que pensarse bien y saber medir las posibilidades de ganar porque si te rebelas....allá ningun trabajo te va a pagar lo que se merece, ninguno, pero si tu te rebelas por eso, debes de medir bien tus posibilidades de ganar. Si aquí es más fácil que gane una huelga porque gente que a veces ni siquiera conoces te apoya, aquí he visto...no se si sea cierto, me platicaron que incluso hacen invitaciones para hacer ...para ir a decir algo en público, algo en lo que no están de acuerdo, que hay personas que hasta te pagan en viaje y les dan de comer a todos los que quieran ir para apoyar eso. Y allá el que hace una huelga lo hace solo, nada más se vale de lo que tiene; por eso es que aquí si hay más chance de que ganen las huelgas.

DW: Entonces, cuando regresastes, me dice como fué la diferencia de pasarse aquí ilegal y pasarte allá legal?

SD: Cuando me pase aquí ilegal, es más, aunque no me pasee, nada más por ir al trabajo, veo las patrullas y todavia se pone uno nervioso.

[end of tape]

Copyright (c) 1996-2003 The Regents of the University of California. All Rights Reserved
Document maintained on server: http://www.lib.berkeley.edu/ by: David Michael Dunham
Server manager: Contact
Last updated 06/06/03.