DW: No hablamos de donde vivías en San Francisco; a dónde estaba la casa en San Francisco?

FF: Oh, la casa en San Francisco? Allí estaba sobre la 16 y Folson, allí fué donde viví por un año nada más. Ajá, por un anño viví.

DW: Y recuerdas el primer día que llegaste a San Francisco y qué pensaste sobre la arquitectura de las casas?

FF: Pues no, como uno no se fija de las cosas así de que cómo está aquí y todo eso, o sea, nada más se hace uno a la idea de que es diferente pues, que llega uno a partes diferentes, no es así como en México, que ve uno las casas diferentes a las de México; eso si es mucha diferencia porque es pura madera aquí y allá en México allá no hay casas de madera.

DW: Pero ud. está en un pueblito como de 8,000 personas.

FF: De 8,000 personas, sí.

DW: Y allá pues es grande.

FF: Sí es grande, sí.

DW: Antes de ese tiempo había vivido en una ciudad?

FF: Sí, ya había vivido antes en una ciudad, o sea, que estaba en el Distrito Federal viviendo.

DW: Ah, si?

FF: Sí, allá viví 4 años, muy grande el Distrito Federal.

DW: De qué edad fué?

FF: Fué en la edad de los 18 años.

DW: Hasta el matrimonio?

FF: Ajá, hasta el matrimonio; hasta que me matrimonié.

DW: Allá encontraste a tu esposa? O la encontraste en Caréndero.

FF: Sí, sí.

DW: En Carédero?

FF: Sí.

DW: Entonces sí conociste la ciudad.

FF: Sí, pues allí yo viví.

DW: Es una de las ciudades más grandes.

FF: Sí, es de las ciudades más grandes de México.

DW: Del mundo. Pero, San Francisco se parece a la ciudad de México?

FF: No. Para nada, porque a mí San Francisco pues se me hace como una ...como te dijera? Una ciudad como una bahía, que estás dentro del mar, ajá, está muy bonito San Francisco, sí, y pues sale uno a las orillas, pues puro mar donde quiera voltea uno pa’ todos lados, pa’ todos lados hay mar. Está bonito San Francisco, allí. Te digo, allí duré un año nada más. Un año duré.

DW: A dónde vivías, en qué? En apartamento?

FF: En un apartamento.

DW: Cómo te parece? Descríbame cómo fue ? Cómo es?

FF: Pues, como te diré, un apartamento así...pues allí vivíamos como unas 6 personas allí, en un solo apartamento allí, pues solos allí, se quedaba uno en el suelo. O sea, no tiene uno camas aquí, pues casi la mayoría de gente todos venimos así, siempre nos quedamos en las alfombras. Las casas pues están bonitas por dentro porque tiene alfombra, tiene sus camas, pero pues uno va llegando a uno le dan un lugarcillo por allí, "anda y quédate," ideay, pues, uno queda en quedarse.

DW: Pero fue separado de otros apartamentos, o conectados a otro? O por abajo, o por arriba?

FF: O sea era una casa, era una casa así como...sí pues sea como departamentos. Ajá, departamentos que eran allí, pues allí había muchos cuartitos allí y allí había muchos cuartos allí, y allí cuando yo estuve viviendo así con varios amigos allí, que vivíamos, compartíamos el mismo cuarto todos.

DW: Como llegastes de México hasta San Francisco sin un encuentro con gabachos, verdad?

FF: No. Para nada, para nada desde que así me vine de mi pueblo hasta que no llegué a San Francisco, hasta allí fué dónde yo conocí los gabachos allí, porque allí sí hay mucho gringo.

DW: Y cuándo fué la primera vez que hablastes con un gabacho fue en el restaurante?

FF: En el restaurante, sí, en el restaurante, pero pues no les entiende uno, porque es uno recién llegado, uno no sabe qué es lo que dicen, y luego uno que no tuvo estudios no sabe ni lo que dicen los gabachos de aquí.

DW: Y qué, un amigo tuvo que traducir?

FF: Ajá, un amigo.

DW: Tuvo que traducir.

FF: Sí, un amigo me estuvo traduciéndo, pues sea para trabajo y todo. Pero como también allí, pues era restaurante Mejicano, pues todos allí puro Mejicano trabajaba. Si, te digo.

DW: Entonces, este...me describe cómo ahorraste todo...y qué dijiste a las personas que te han prestado dinero. En cuánto tiempo los iba a pagar.

FF: Para pagarlos? O sea que ...este...cuando ellos así me ayudaron para venirme para acá, yo les dije a ellos que yo les iba a ir pues pagándo poco a poco, como cada quincena, por decirle uno su cheque entonces no les daba mucho, o sea, yo tenía que mandar para mi casa, o sea, de haber durado como unos 3 meses para pagarles, porque como tenía yo que estar mandando para mi casa y para estar pagándoles a ellos lo del coyote y pues todo estuve yo, pues casi la mayor parte pues mandar para México para que comiera mi familia y para pagar la droga que yo tenía atrasada. Entonces lo más que podía yo mandaba para allá.

DW: Y ellos te han prestado dinero, tenían confianza que ...

FF: Les iba a pagar?

DW: Ajá.

FF: Sí. Me tenían confianza que yo les iba a pagar ese dinero.

DW: No te dijeron que "quiero como $100 hasta como este mes."

FF: No. Había veces que yo les... como iba llegando, iba llegando luego luego, cuando llegué, que empecé a trabajar luego luego como a los 8 días y cuando yo recibí mi primer cheque luego luego les dije, "les voy a dar tanto.." y luego luego ellos me dijeron que no. "No, dice, mándalo todo para México, dice, mejor pues ahorita no han de tener dinero en tu casa, manda todo el dinero para allá dice, y ya después hasta la otra quincena nos das unos centavos a nosotros." Dice, "por esta no te preocupes, si no quieres dar, no hay problema." "No, pero es que de todos modos pues quiero darles yo el dinero, porque si no hasta cuándo voy a pagarles lo que les debo?" No, dice, "no hay problemas, dice, tú no te preocupes de lo que nos debes, hay con el tiempo nos vas pagando poco a poco." Aha. Pero no me exigieron a mí que les pagara luego luego. O que me hubieran dicho,
"sabes qué? Cada semana quiero que me des $100 o $200 por semana, o cada 15 días, cada que agarrara cheque. Si yo quería darles les daba, si no, no, no les daba nada. O sea, no me exigían. Pero como te digo, sí dura uno mucho a veces para pagar, porque hay veces que como te digo, tengo que mandar dinero para México para que allá a la familia no les falte nada. Si, o sea, lo más importante es que tiene uno que ser responsable.

DW: Entonces cómo decidistes, pero, un punto este... qué hicistes en el restaurante? Como...lavastes?

FF: Cuando entre a trabajar, entré de lavatrastes, trabajé como un medio año, como 6 meses, de lavatrastes, ya después me metieron de preparador, a picar verdura y pues me querían meter de cocinero; pero no, no me gustó a mí, es que es mucho trabajo para cocinero. Y luego como allí había mucha gente, así de gente, se llenaba en un salón grandote como aquí esta parte, como desde allá desde ...

DW: Arbol?

FF: No, desde aquel lado, de allá, de la palma. Todo así de grandisísimo el salon y allí como era bar, o sea, todo tenía, restaurante/bar era y no, pues mucho gabacho, mucho Mejicano, de todo, luego a veces hacían shows allí mismo. O sea, que allí había mucho..

DW: Shows?

FF: Ajá, había como de esas que les llaman camisetas mojadas, mucho de eso había, muy seguido, y había mucha gente así.

DW: Pero la mayor parte eran Gabachos?

FF: Sí, sí, mucho gabacho, les gustaba mucho ir allí a comer comida Mejicana. Ajá, porque todos los que trabajaban eran de México, todo el trabajador, todo el cocinero era puro Mejicano.

DW: Entonces, ustedes bromearon mucho sobre los Gabachos que iban a comer allá? La pregunta es: Qué pensaste sobre todo ésto? Que los trabajadores son Mejicanos y los gabachos están comiendo, cómo están un poco separado, verdad? Porque a ellos, a como me dice, no tenía mucha relaciones con los Gabachos.

FF: Si.

DW: Pero sin embargo estaba cocinando para ellos.

FF: Para ellos, ajá, sí.

DW: Qué pensaste sobre todo ésto?

FF: Lo que piensa uno, pues uno hay veces que...como simplemente, como ahorita....piensa uno que pues les gusta a ellos comer comida Mejicana, al gabacho le gusta comer comida Mejicana. Allí, y pues uno se siente a gusto que lo ven también a uno bien, que lo ven a uno bien los gabachos, porque yo me imagino que han de estar agradecidos que uno trabaja para ellos, pues. Uno viene de México para trabajar para el Gabacho. Ya les gusta como trabaja uno. Sí, yo eso soy mis imaginaciones, si, lo que pienso que como a ellos les gusta pues así cómo trabaja uno. Porque sí, pues uno aquí a todo le topa uno a los trabajos; que ya sea en Restaurantes, en el campo, donde quiera trabaja uno.

DW: Bueno, y este, después de trabajar allá como un año me dijo, cómo y cuándo decidiste a regresar?

FF: A fin de año regresé. Sí, o sea, regresé como en...no recuerdo si fué en Noviembre o en Diciembre que regresé, de ese mismo año, regresé para México, como te digo yo regresé al DF, y ya después me vine con mi señora para Queréndaro y allí me estuve un año, ajá, allí me quedé un año en mi pueblo, allí trabajé de todo.

DW: Pero cuándo decidiste a regresarte? Como me dijistes después que pagastes todas sus drogas regresastes, verdad? Pero, por qué no tratastes de...

FF: De esperarme?

DW: Tratastes como de ahorrar más, porque ya estuvistes en los Estados Unidos, por qué regresar a México, a hacer qué?

FF: No más; o sea, así es que es, no sé, por eso cuando está uno nuevo, cuando está uno soltero no ...como te dijera, o sea, como está uno distanciado de la familia, entonces no le importa a uno si tiene uno dinero, o no tiene uno dinero. Como te digo, yo ya había pagado mis drogas, pagué todo aquí, pagué allá lo que debía. A mi no me importa, yo regresé, se me hizo así fácil irme, me fuí para México aunque no tuviera más dinero ni que compré ni terreno, nada, no tenía nada, yo regresé a mi pueblo otra vez, para estar con mi familia, pues estaba joven en ese tiempo.

DW: Entonces, para tí la familia es más importante que el dinero, en este tiempo.

FF: Oh, sí. Pues depende de la gente. Depende de la persona.

DW: Hay personas que es más importante el dinero.

FF: El dinero, ajá, que la familia. Y para mí no.

DW: Y por qué era diferente?

FF: Para mí es más importante mi familia, depende a cómo esté; si se me enferma, como cuando yo me vine en el 86 otra vez, yo llegué aquí, mi ...como teníamos mi hija, la mayor, ella nació en el 86. Entonces cuando yo me vine la dejé de 3 meses, entonces ella estuvo mala, y mala, y mala ...todo el 86 que estuve aquí estuvo enferma mi hija. Entonces, en el hospital, donde quiera, médico y médico, cada 15 días, entonces a mi no me importó estar aquí en Estados Unidos, ya agarré para México, para estar con mi familia.

DW: Pero si este es al caso así, si tu familia es más importante que estar aquí, que ahorrar dinero aquí, por qué regresastes aquí otra vez en el 86? [question repeated twice]

FF: Ah, porque pues ya viene como...pues no sé, será que le llama mucho la atención a uno venir para acá, a mi me dio otra vez gana de venir otra vez para acá y me vine, me vine para acá así. Que sí, pues haga pues también como te digo allá en México alcanza a veces no más el dinero para puro comer nada más. Para vestir que va uno y que le pide a los tienderos, que fíame un pantalón, fíame unos zapatos y allí se lo va uno pagando poco a poco. Ajá. Entonces, yo después, como te digo, yo regresé para acá.

DW: Pero es que quiero como entender es, por qué al fin de su primera vez aquí, quisiste regresar y en el 86 venistes aquí...es como, pagastes todas sus drogas.

FF: Sí, pagué todas.

DW: Pero también no tenías ganas de estar aquí más a ahorrar más.

FF: Ajá. Ahorrar más, no, no tenía ganas de quedarme para ahorrar más. Como te digo, es de que como uno está joven, como te digo en ese tiempo yo estaba joven, a mí no me interesó.

DW: Estabas como casado.

FF: Si.

DW: Pero todavía no te quedaste mucho tiempo con tu esposa, verdad?

FF: No, no me quedé mucho tiempo con ella. Me vine a los 2-3 meses me vine para acá; sí, entonces como te digo, o sea, también este...para estar distanciado de la pareja también como que no, no le haya a uno, pero es que también a veces; o sea, que uno se viene por la necesidad también. Ajá, viene uno para acá, porque como te digo, no es por nada, pero aquí sí sale uno adelante aquí, trabajando y mandando dinero para México sí sale uno de ...que paga uno sus drogas, que ahorras un dinero en el banco, que compras un mueble en tu casa, que compras una televisión, que compras lo que quieras con dinero de aquí.

DW: Pero nadie en este tiempo te dijo "no, si está en los Estados Unidos, mejor que estás allá, no regreses para atrás." Nadie te dijo eso?

FF: No. No. Nadie.

DW: Entonces creo que ya me dijo como regresaste, que regresaste a Guadalajara y te pararon allá y tenía que ir en autobus hasta ...

FF: Hasta México, allí.

DW: Entonces, me dijistes.... Entonces desde la primera vez no ahorrastes nada.

FF: No, no ahorré nada.

DW: Entonces cuando regresastes at DF, o a Michoacán es como su feria fué lo mismo que cuando ...

FF: Cuando estaba allá, sí, cuando estuve allí, fué todo de igual, así, no tenía dinero, no tenía casa, no tenía nada, igual.

DW: Pero tenía experiencia verdad, como en la vida.

FF: Pues poco, poco en ese tiempo tenía muy poca experiencia, muy poca, porque como te digo estaba joven todavía me valía gorro todo. Ajá, o sea que a veces no piensa uno las cosas para hacerlas. Ajá. Yo volvía a venirme, te digo que duré un año allí en México, en el 85.

DW: Qué hicistes durante ese tiempo, durante ese año?

FF: Trabajando, trabajar en mi trabajo en mi casa, como nosotros somos artesanos, de hacer canastas, yo he trabajado en mi casa todo el día.

DW: Qué son canastas?

FF: Son como ...

DW: Son como basquets...

FF: Sí, o sea, eso era lo que trabajaba nosotros; o sea, mi papá me enseñó a trabajar esa artesanía.

DW: Y a dónde los vendía?

FF: Los vendía uno en Morelia. En Morelia lo vendía uno, ajá, te digo, allí estuvimos trabajando buen rato con mi papá, con él ya trabajaba y todo.

DW: En la casa?

FF: Ajá. O sea, a veces salía uno de lunes y martes a buscar material al campo, y regresábamos a la casa. O sea que diario, diario pues ibamos y veníamos, como teníamos bicicletas e ibamos al campo, nos ibamos en la mañana y regresabamos como a esta hora, a las 4 ó 5 de la tarde regresaba uno a la casa. Ajá, y ya no más a comer y a dormir, al otro día a levantarse uno temprano y a trabajar uno su artesanía. Ajá, iba uno y las vendía en Morelia en fin de semana, y ya después pues ya, a como te digo, cuando nació mi hija, pues también me endrogué para que naciera, porque como te digo pues allá a pura base de droga, como está la vida muy ...o sea, no es fácil para como a las personas pobres pues para que vayan a ver a un doctor, o que vayan a un hospital pa’ que se alivie la señora, este, no es fácil conseguir dinero, entonces se tiene uno que endrogar para llevar a la familia al doctor.

DW: Su nacimiento fue en hospital?

FF: En un hospital.

DW: Y no tenías dinero.

FF: Y no tenía dinero, ajá...pero me ayudaron, o sea, que me ayudó un cuñado la metió al seguro social; al seguro social y no me cobró nada. Pero como te digo, ya, estuvo enferma y enferma mi hija.

DW: Con el nacimiento, no se endrogó por el nacimiento. Fué después del nacimiento.

FF: No, no, no me endrogué. Hasta después.

DW: De qué se enfermó?

FF: Pues, de enfermedades pequeñas que tienen ellas mismas, de que cólicos....

DW: Pero no recuerdas qué?

FF: No, no me acuerdo de qué enfermedad es. Entonces, como te dije, yo no más duré 3 meses con ellos y ya después yo le digo a mi esposa, "sabes qué?" le digo "pues yo creo que me voy a ir otra vez pa’l Norte, le digo, voy a ir a ver que días de ser así, a ver si nos hacemos de unos centavitos pa’ comprar un terreno, porque como andabamos rentando casa.

DW: De quién?

FF: De señores que son dueños de casas allá.

DW: No vivistes en la casa de tu familia? O de ella?

FF: No, casi no. O sea, que casi no viví con ellos.

DW: Cuando se casa, se mueve a una casa propia suya.

FF: Sí, o sea, mira, cuando yo me casé me la llevé conmigo, me la llevé a mi casa con mis papás. Pero ya después allí no estuvo a gusto, entonces cuando yo me vine para Estados Unidos en la primera vez fuí y la dejé a su casa, a ella. Entonces yo me vine.

DW: Ella se fué a rentar.

FF: No, ella vivió en su casa.

DW: En el D.F.?

FF: No, en Queréndaro .

DW: Queréndaro , por allá está su familia.

FF: Sí allí está su familia, allí vivían sus papás; entonces la dejé en la casa de ella porque no quiso estar en la mía. Entonces la dejé allí, me vine yo, regresé, y como te digo la encontré en el DF y luego ya nos regresamos a su casa. Allí estuvimos nada más como unos dos meses a tres meses, viviendo en su casa. De allí me salí yo, me salí a rentar una casa. Renté esa casa, anduve ...allí renté; o sea, que me la prestaron una casa para vivir, ya después a como te digo duré un año y decidí venirme y la volví a regresar a su casa otra vez, para no dejarla sola allí en esa casa, como la casa no era de nosotros, la estabamos rentando. Entonces le digo, "pues si quieres, regresa a tu casa. Vamos, te dejo a tu casa otra vez, para que te quedes con tus papás, mientras yo voy otra vez a Estados Unidos a ver si ellos me socorren.

DW: Por qué no querías seguir rentando? Unas de las razones fue la enfermedad de su hija y también querías una casa.

FF: Sí, o sea, yo ya quería tener casa propia para mi.

DW: Si no habías venido a la primera vez, piensas que ...cómo se dice? Cómo es el momento de aprender...Sabes mi pregunta? Tradúcelo por mi.

FF: Que si en ese tiempo hubiera yo decidido venir y hacer lo que...

DW: Si no tenías la primera experiencia, ya aprendistes cómo ahorrar aquí y por eso fué una parte de su decision. Me entiendes? Es en la edad que preguntas, por qué no fuistes a trabajar, en el DF, o a Guadalajara es porque su experiencia aquí la primera vez fue una parte de su decisión.

FF: O sea que, a como te digo, allá en México es lo mismo, se va uno a trabajar al DF, este...le pagan a uno pues el mínimo, o sea, yo creo que gano más en mi casa con mi artesanía que ir al DF a trabajar, o que ir a Guadalajara a trabajar, gano más en mi casa. Porque en mi casa, vamos a suponer, me ganaba a la semana me ganaba unos 20 pesos a la semana. En el DF me sacaba apenas 16-18 pesos. O sea, que para allá tengo que pagar renta, tengo que pagar carro para transportarme, bus, todo...es lo mismo, como aquí en Watsonville o en San Francisco. Y allí en Queréndaro no, en Queréndaro allí pues anda uno en sus bicicletas para arriba y para abajo, se va uno al trabajo en bicicleta o se va uno hasta caminando. Entonces como te digo, sé que...y luego como yo ya había...como te digo, vine la primera vez, entonces allí agarré una poquita de experiencia. Dije, "no, pues si Dios me da licencia otra vez de regresar, ahora sí voy a hacer algo para salir un poco adelante." Entonces como te digo, yo así decidí venirme otra vez porque yo ya había visto como era, no era fácil para ganar el dinero aquí, pero sí aquí hay mucho trabajo. Entonces cómo te digo, o sea que de todos modos también así, sabiéndose a uno ahorrar y mandar dinero para México sale uno adelante. Pero si también aquí todo lo que gana uno va a la cantina y a tomar, o gastos para ésto, o para el otro y se va el dinero también como si estuviera en México, entonces muchos de todos los que venimos de allá muchos sí salen adelante y muchos no. Muchos aquí se avientan a la desgracia también, a la borrachera, a la drogadicción, a todo eso. Entonces yo hay veces que yo digo, pues, como todas esas personas que vienen así a qué vienen aquí a Estados Unidos a perderse nada más, y como te digo, yo, gracias a Dios, yo he tenido mucho...yo he visto varias cosas de drogadicción aquí, muchos amigos que tengo que le hacen a la droga, muchos que toman. Yo también era uno de ellos , que tomaba antes, ahora ya, gracias a Dios, ya tengo mucho que ya no tomo. O sea, sí tomo de vez en cuando por allí, pero no más poquito. Y drogas, eso sí, dos veces en mi vida lo he hecho, no me gustó, no la seguí. Te digo entonces, por eso es que cada vez que uno regresa, como te digo, regresa uno para acá para poder salir adelante.

DW: Entonces, pero cómo me dijistes que tomastes cuándo estabas aquí; la primera vez que vinistes aquí, empezastes a tomar mucho?

FF: Sí.

DW: Y por qué es así? Allá tomastes mucho en México?

FF: Sí, también allá en México yo tomaba.

DW: Eso fué como casi lo mismo?

FF: Sí, casi lo mismo. Sí allá tomaba en México allá, y aquí igual, yo llegué aquí y luego pues aquí más porque empieza uno a ver dinero y a cada rato trae uno la cartera con dinero, y allá en México no, hay veces que trae nada más $4-$5 pesos en la bolsa, ni como irte a comprar una cerveza, una caguama y aquí no, aquí es muy socorrido la cerveza aquí, aquí esta si no traes dinero, cualquier amigo te invita, vente, ven a tomarte una cerveza.

DW: Y también en México, especialmente como en su pueblo porque es chiquito, los ven a las personas que están tomando, o van caminando por la calle. Aquí tiene más...cómo ves su respuesta es que aquí es más fácil para beber que allá, porque aquí está solo, no tiene su familia.

FF: Sí, no tiene nadie.

DW: Allá las cantinas cierran más temprano.

FF: Si, allá cierran má temprano.

DW: Y los domingos no abren, no venden.

FF: No, no vende nada. Y como te digo, pues aquí pues si hay más libertad, porque también como te digo uno mismo se la dá, como anda uno solo, aquí nadie me dice nada, yo puedo hacer lo que uno quiere pues de uno andar en las cantinas, puede uno estar tomando a la hora que uno quiere. Y allá pues también puede hacerlo uno mismo también allá, pero allá no tiene uno el suficiente dinero.

DW: Entonces, como la primera vez que estabas aquí, cómo bebistes? Cómo tomastes? También como me dices, todavía estabas ...tenías la responsabilidad de tu familia y no olvidastes tu responsabilidad de ellos.

FF: No, no lo olvidé.

DW: Se puede hacer los dos?

FF: Se pueden hacer las dos cosas, si, se pueden hacer las dos cosas aquí. Como te digo, a la persona que viene para acá y que le gusta trabajar, puede trabajar unas 10-12 horas, y así puede estar que le alcanza a uno para tomar y para mandar para México...y no desatender.

DW: Yo no pregunto sobre el dinero, cómo se puede pagar por las dos cosas....pero cómo puedes...? Cuándo te afecta este...cuándo empieza a olvidar sus responsabilidades una persona. Me entiendes? Si es posible que una persona toma y manda dinero allá y atiende a sus responsibilidades pero hay un tiempo que una persona empieza a olvidar su responsabilidad de allá. Me entiende?

FF: Sí

DW: Porque está emborrachándose demasiado.

FF: Hay muchas facetas de las personas que si se olvidan de sus familias allá, porque aquí ganan su dinero pero ya no salen de las cantinas, se emborrachan mucho, o se meten a la droga y poco a poco se van distanciando. Una vez que no le hablan a las familias, no le hablan a sus hermanos, sus papás, si tienen esposa no les hablan y se van haciendo a la idea de que pues ya están solos aquí, nadie les dice nada aquí y donde quiera andan para arriba y para abajo. Y como te digo, aquí, pues sí trabajan mucho...porque aquí es puro trabajar...aquí no hay nada de que se va uno a acostar y que tengo ganas de una cerveza voy al banco y saco dinero. De dónde, no tiene uno. Pues aquí sí, a fuerza tiene uno que trabajar para pagar renta, para comer.

DW: O empieza a robar.

FF: O empezar a robar, pero en robar ...qué le deja a uno? Que te agarren al rato y te meten a la cárcel. Entonces allí es donde también muchas de las personas también así que pierden o se olvidan de su familia porque que ya se metieron a la droga, o ya se metieron a vender también droga, los agarra la policía, los meten a la cárcel por un buen tiempo. Entonces hay veces que si lo deportan para México se dá cuenta la gente allá de lo que anda haciendo las personas aquí, entonces hay veces que cuando migración saca a uno para México, en vez de que se vaya uno de la frontera para allá se vuelve uno a regresar. Por qué se regresa uno? Porque no quiere uno llegar al pueblo, sin un cinco, como decir "mira, no má, y dicen que andaba allá de ésto, andaba del otro, mira no más cómo llegó de pobre otra vez, a qué fué a Estados Unidos?" A qué van para Estados Unidos si llegan igual de pobres. Ajá. Entonces como todos esos son los que se pierden en la droga pues, o en la borrachera.

DW: Empiezan a separarse de su familia.

FF: Sí, de su familia.

DW: Tú tenías miedo de eso? Que a veces te separaría.

FF: Que si yo me separaría de mi familia? No, porque ..

DW: Pero no para este momento, no tenías una familia, tenía su esposa. Pero también tu familia es una gran parte.

FF: Sí, es una gran parte mi familia; o sea, mis papás, mis hermanos, mis suegros. Entonces, pues ya no ...yo no pensaba en perderme yo así por acá; como te digo, o sea, será como los papás le dan muchos consejos a uno, ajá, como cuando me iba a casar, como te digo, cuando yo me iba a casar mi papá me dijo, dice, "sabes lo que vas hacer?" "No, pues sí." "Por que ya no vas a andar a cómo andabas antes, ya no vas a andar en la calle; ya, tú tienes que ver a tu señora; ahora, ya no vas a andar con los amigos, ya no vas a andar en las cantinas, ya no vas a andar de borracho, tienes que ponerte a trabajar, que mantener a tu esposa, y si vienen los hijos hay que mantener a los niños, hay que darles buena educación...dice, porque también...solamente que quieras hacer como otras familias que si tienen que comer que coman, si no hay ellos verán. Y no, dice, hay que...así como yo los he visto a ustedes, quiero que ustedes vean a su familia ustedes." Entonces yo agarré consejos de mi papá, consejos de los sacerdotes.

DW: Hicistes ésto cuando estabas más joven; fuistes con tus amigos a las cantinas?

FF: Sí, sí, cuando yo era joven; yo iba mucho a las cantinas, ajá, allá en el DF cuando yo estuve en el DF yo iba a las cantinas, ajá, iba a los bares por allá, dondequiera yo anduve. Y yo empecé a tomar como desde los 14 años empecé a tomar cerveza, y como te digo, entonces cuando yo...si hubiera querido yo dejar a mi familia, en el primer año que yo me vine para acá yo me hubiera olvidado de ellos; pero no, o sea, como te digo, a mí me dieron consejos mis papás, consejo los sacerdotes. Entonces también a uno se le graba que le tiene uno, o sea, pues que tiene uno que ayudar a su propia familia. Ajá.

DW: Pero hay, tal vez, casi casi cada hombre que viene aquí tienen los consejos de sus familias, pero quién es el hombre que olvida esos consejos? Y, quién es el hombre que recuerda los consejos?

FF: Como te digo, como cada cabeza es un mundo. Entonces, todos trabajamos nuestro mundo, cada quién como se puede. Ajá. Aquí yo he conocido amigos, o familias pues de allá del pueblo se han venido para acá, aquí se separan. Que porque ya les gustó fulano de tal, que porque allá anda trabajando en tal parte, y ya allí en ese trabajo donde anda ya encontró uno mejor que su propio esposo; o el esposo que ya vió mejor aquella mujer que la que tiene en su casa. Entonces todo esto también no está bien que haga uno eso también, pues como te digo, yo he visto de la vida que tengo he visto muchas cosas, y todo lo traigo grabado. Como te digo yo, gracias a Dios, me he llevado yo bien con mi familia, con mi esposa más que nada, tengo mis tres hijos, tengo que ver a mis hijos, aunque yo no esté allá, pero quiero verlo que ellos crezcan y que tengan algo, porque como nosotros nunca lo tuvimos también. O sea, nosotros como eramos muchos en la familia, los de mi papá, nunca tuvimos nada nosotros. Todo el tiempo anduvimos rentando, cuidando casas, toda la vida, hasta hoy que ya tenemos como 14 años que ya tenemos casa propia, mis papás tienen su casa propia. Un hermano mayor que yo también tiene su casa propia, yo tengo mi casa propia, y con las venidas aquí a Estados Unidos, gracias a Dios tengo mi casa, no vamos a decir que una residencia, pero ni tan mal, ni muy recaida. Mis papás, por mis hermanos, todos esos que tengo aquí, ajá, ellos les han ayudado a mis papás, entonces, como nosotros, como te digo, nosotros, yo más que nada a mis hermanos les he dicho, "ya que estamos aquí hay que aprovechar, porque no toda la vida vamos a estar aquí en Estados Unidos, al rato se va a llegar el tiempo, nos van a...pone que no nos corran, pero tenemos que irnos para nuestra tierra que es México, porque pues solamente que piense uno quedarse aquí, pero no es uno de aquí, tiene uno sus raíces en México, allá tiene uno los papás, los abuelitos, los primos, los tíos, toda la familia; luego, hay que hacer algo aquí, hay que venir a trabajar y ganarse el dinero con el sudor de su frente de uno mismo, no andar robando, no ganar dinero a lo fácil, andar vendiendo droga; le digo, hay que trabajar y mandar dinero para México, comprarse un terrero, u otro terreno, o lo que puedan comprar allá, que ya tienen sus centavitos, vámonos para México, allá puede uno trabajar, lo poquito que estes ganando en trabajar lo ajeno con otras personas, tienes tu dinero en el banco para una enfermedad, para un apuro que se llegue, vas, recoges tu dinero, te curas con eso, pero si está uno manteniendo con lo poquito que trabaje uno. Como te digo que todo eso mi papá nos lo ha dicho a nosotros cuando yo estaba con ellos viviendo, cuando era joven. Entonces yo traigo todo eso grabado en mi mente que, no perderme, como aquí los que estamos a nadie los dejamos que se pierdan, así, dejarlos solos no. Tenemos que estarlos jalando, al pasito, al pasito, para que hagan algo mis hermanos. ???, yo nunca pensé en abandonar mi familia, no, nunca pensé eso.

[end of first side of tape]

FF: Y te digo, y menos ahorita que tengo mis tres hijos.

DW: Entonces, me describe cómo fué el segundo viaje aquí de Caréndero, y cómo fue diferente que la primera vez...qué aprendiste de la primera...

FF: No, pues...como te digo, en la primera cuando me vine, pues fué por la droga. O sea, no de droga...sino drogas de dinero, lo que yo debía. Entonces, en la segunda, como te digo, también casi fue por lo mismo, pero no mucho, sino que yo ya venía con un fin de salir adelante, o sea, de ahorrar dinero, de hacerme de una casa o de un terreno. Entonces, igual me vine. Entonces yo tenía un hermano aquí, todavía lo tengo, él vive para de aquel lado de Los Angeles, pero él vivía en San Bernardino, a un lado de Los Angeles, él vivía allí. Entonces yo le pedí ayuda a él, que si me ayudaba otra vez para venirme. "Sí, dice, vénte." OK, entonces, ya yo platiqué con mi esposa, ya le dije, sabes qué le digo, "ya me va a ayudar aquel muchacho, mi hermano, para irme otra vez...luego, cómo ves?" Dice, "pues, tú eres el único..." Bueno, pues sí, le digo...de todos modos yo te aviso para si estás de acuerdo que me vaya para allá. "No, dice, yo que te puedo decir? No te puedo decir nada, porque, pues aquí puras drogas y drogas para la niña que a cada rato se nos pone enferma y después, pues está bien para estar arrimados todo el tiempo; pues, si crees que vas a ir a trabajar, a hacer lo que dices, dice pues, hay tu verás, échate otra vuelta." Entonces como te digo, yo agarré, conseguí dinero para venirme.

DW: De su hermano?

FF: No, conseguí con otras personas conseguí dinero para el pasaje.

DW: Como la primera vez.

FF: Allí como la primera vez. Ajá.

DW: Si ellos como suegros, quién fue? Quién te prestó dinero?

FF: Me consiguieron dinero mis suegros. Allí.

DW: Cómo tenían dinero ellos?

FF: Pues como ellos son...ellos siembran tierras.

DW: Entonces tienen un poco más dinero.

FF: Sí, tienen más.

DW: Ahorran un poco.

FF: Sí, ahorran un poco más ellos. Te digo, entonces ellos me prestaron dinero, me vine, llegué aquí a la frontera, me puse de acuerdo con mi hermano por teléfono y no, pues ya mandó, él me mandó el coyote de aquí para allá, un amigo que pasaba gente.

DW: De dónde?

FF: De San Bernardino.

DW: De?

FF: De Queréndaro a Mexicali.

DW: De Queréndaro a Mexicali en autobus.

FF: Aha, en autobús.

DW: Solo?

FF: No, con otra persona, un primo. Con un primo me vine.

DW: Y él había ido, o no?

FF: No. No había venido, era primer vez que venía el también. Y yo, era la segunda vez. Entonces te digo, mi hermano no más me dice, "avísame cuando llegues a Mexicali, allí se quedan en la central, no vayan a salir a ningún lado, dice, te voy a dar el número de teléfono, el de aquí donde yo vivo, dice, y va a salir el muchacho por ustedes, y es el que los va a pasar para acá." Le digo, "pero, cómo es él?" Y ya me dijo cómo era el muchacho, entonces nosotros estuvimos allí, entonces como te digo, ya cuando nos ibamos a venir así de allá de México, dice, más o menos cómo a qué horas van a llegar a Mexicali, digo, "no sé," le digo, "o sea, que va a salir el autobus en la noche, y de aquí a unos tres días y medio, le digo, allá vamos a estar, pero no sé si llega en la mañana o en la tarde, no sé." "Bueno, dice, de todos modos, dice, yo voy a mandar a mi amigo tal día, ya que yo siento que estén allí en Mexicali lo voy a mandar, dice y se van a identificar con el puro teléfono. Dice, él se va a llevar en número de teléfono de aquí y tú se lo vas a enseñar."

DW: Y así sabe que es...

FF: Ajá, dice, y así vas a saber. Entonces, como te digo allí en Mexicali también hay mucha gente que anda pa arriba y pa abajo diciéndole a los que están sentados por allí, "levante, vámonos, te paso por tanto dinero." No, te digo, nosotros también así, entonces estabamos en la sala de espera, andaba un muchacho vuelta pa allá y vuelta pa acá. Y ya le digo a mi primo, "sabes qué? mirá ese...se me hace como que ese va a ser el muchacho que mandó mi hermano." O sea, que como que algo se me metió a la mente, como que me llamaba la atención él, que él era, que él conocía a mi hermano. Entonces me levanté yo y fui y le digo, "oye amigo, le digo, a quién buscas?" "No, a nadie." Le digo, "es que yo estoy sentado allá le digo, y te he visto tres veces que has pasado, 4 veces, yo estoy buscando una persona." Dice, "no, sí, dice, vine a buscar unos amigos que vienen de allá del sur, de allá por Morelia." "Del mero Morelia, o de otro pueblo?" "No, dice, de otro pueblo." "Cómo se llama?" Dice, "De Queréndaro ." Digo, "nosotros venimos de allí, le digo, conoces a Miguel Fariano?" Dice, "si, si lo conozco...dice, tú eres Felipe?" "Si, yo soy." Dice, "a ver enséñame tu número de teléfono," lo saqué, lo enseñé y dice, "sí, si eres tú entonces....dice, vámonos." Bueno, de allí nos regresamos.

DW: Esperaron mucho tiempo en la central, o no?

FF: No, no duramos como unas 3 horas. Como unas 3 horas duramos allí, y ya no más dice, "pues vámonos a San Luis, Rio Colorado." Sí, nos regresamos para atrás. Dice, "pues hay que comprar unos galones de agua, dice, unos dos cada quién, y sí, compramos dos galones de agua cada quién. Y digo, "y a poco ahorita en el día vamos a caminar, a medio día?" "Sí, dice, ahorita a mediodía por el desierto nos vamos." Y pues sí, venimos por el desierto.

DW: Y qué mes fué?

FF: Fué como en el mes como de Mayo también, mucha calor. Mucha calor. Caminamos desde allá de aquel lado, de allá de San Luis, Rio Colorado, a pasar por Arizona.

DW: Fuistes en taxi desde Mexicali?

FF: No.

DW: Caminaron desde la central?

FF: De Mexicali caminamos, de la central a San Luis.

DW: Hasta el desierto.

FF: A San Luis; luego ya de San Luis, de allí agarramos otro taxi y nos llevó a una parte que le dicen allí pues, Quebombas, y de allí nos metimos para adentro a caminar por la orilla; o sea, dejamos la carretera que iba para México y nos metimos que pa acá pa’l Norte, pero nos aventamos, como te digo caminamos hasta Arizona y allí sí como te digo caminamos como 3 días; como 3 días caminando. Que sí descansando, caminabamos unas 2-3 horas y nos acostábamos a descansar un rato. Nos levantamos a caminar; ya venimos, allí venimos, luego teníamos como al tercer día; si, si fueron como unos 2 días y medio o tres; teníamos que llegar a unas vías del tren para trampar en el tren. El tren que sale de Arizona a Los Angeles.

DW: Pero, espera un momento. Caminastes de Mexicali a San Luis; de San Luis fuistes en taxi.

FF: Sí, o sea, pues también o sea de Mexicali agarramos un autobus.

DW: Y en taxi a la frontera, a la línea.

FF: Aha, sí.

DW: De la línea caminaron 3 días, con agua.

FF: Sí, como unos tres días, con dos galones de agua cada quién.

DW: Nada más. Qué comieron?

FF: Nada; así nos la aventamos.

DW: Unas plantas?

FF: Pues, había pura toronja, limones, era lo que comía uno.

DW: Limones? Se fueron puro campo?

FF: Compramos bolillos, o sea, pan con frijoles, era lo que comíamos. Compramos que? Pues unos cinco bolillos cada quién y unas tres latas de frijoles y era lo que comían en el camino.

DW: Pero, comistes todo el primer día, o tenías bastante para cada día. Comistes un poco cada día?

FF: Un poco cada día. Ajá, muy poco, o sea, vamos a suponer, comíamos a las 9 de la mañana y caminábamos casi todo el día, ibamos comiendo como a estas horas, a las 6 de la tarde, 7, otra vez a comer. Se dormía uno bajo los árboles, los matorrales así como limones. Se quedaba uno abajo de los limones.

DW: Fue campo allí?

FF: Hay mucho field; sí, hay mucho field.

DW: No fue como desierto?

FF: Una parte, como un día a ver si era de puro desierto, y ya lo demás puro field de limones, de toronja, naranja, ajá, todo eso siembran pegado a la frontera.

DW: Y tenías mochila, o no?

FF: Sí, traía una mochila.

DW: Como a las 10 y media tranpastes una...

FF: Sí, llegamos a Arizona, nos le trampamos al tren, entonces al tiempo de venirnos, o sea, que allí había mucha migración también, porque allí mucho se sube mucha gente, entonces cuida uno, está uno escondido entre matorrales, entonces, la subida estaba pues sí, así como a una altura allí como por casi a la pestaña de la casa, estaba la subida donde pasaba el tren.

DW: Cómo así?

FF: Sí, estaba parado allí, entonces cuando llegamos allí nos dice el muchacho, el que nos traía. Dice, "ese tren que está allí es el que va pa’ Los Angeles, y en ese nos vamos a ir...dice, cuando oigan el trueno que empieza a caminar", dice porque truena todos los vagones, como se jalonean. "Ya cuando empieza a caminar, dice, entonces vamos a salir, no más hay que cuidar que no nos vean la migración," porque como había mucha migración también, dice "hay que cuidar que no estén pasando, porque, dice, ir a como pasan los carros aquí, las perreras les dice uno. Diciera como van los broncos allí; entonces sí, cuando empezó a caminar el tren, ya no más cuidamos a no ver ningún carro de los broncos, que le corremos y que nos le subimos al tren; ya caminando el tren, ya iba caminando nos le subimos; ya, agarramos escalera y pa’ hasta arriba, allí nos quedamos escondidos.

DW: Por arriba?

FF: Sí, es arriba...como es tren de carga, ajá de los cargeros, de los que traen materiales para acá.

DW: No tenía como espacio adentro?

FF: No, arriba, allí arriba, se acuesta uno, o se mete uno a vagones donde traen así como arena, o cal, o pues de todo lo que cargan, se mete uno allí; entonces como te digo, a nosotros nos tocó pues juntos los tres que nos le subimos. No, sí, allí en una parte ví cuando pasamos unas casetas de migración, y el muchacho me dijo "mira esas casetas que están allí esas son de migración, a ver si no hay problema." Y entonces adelantito de allí se paró el tren y allí había mucho campo y había así como puentes.

DW: Todavía en ???, y cuánto tiempo estaba andando?

FF: Caminó el tren como una hora, como una hora caminó el tren para acá adentro, para Los Angeles; entonces a la hora se paró. Se paró te digo en una parte también desierta; no había muchas casas...entonces allí se subió muchichisima gente; estaban debajo de unos puentes toda la gente; entonces allí se subió mucha gente que también venía para acá, puro inmigrante.

DW: Para qué ciudad?

FF: No supe yo que ciudad era allí, o que parte era, no, allí sí no me dí cuenta.

DW: En medio del desierto.

FF: Aha, Sí, aha. No, pues se subió así era de gente y entonces caminó, se vino otra vez y caminó como otra media hora, cuando se paró el tren.

DW: Adelantito.

FF: Adelante, como menos de media hora, te digo de cuanto levantó toda la gente, se volvió a parar más adelante como a la media hora; pues allí sí ya sabía migración que iba mucha gente en el tren, y ya nos estaban esperándo. Había mucha migración así, todos agarramos y a correr.

DW: Cuántos?

FF: Muchichisima gente así.

DW: Dónde está la patrulla?

FF: No, pues también había muchisimas patrullas.

DW: Entonces, cuánto...tienes una idea de cuántas personas estaban por tren? Más que 50?

FF: O, más...

DW: 100?

FF: Más, por ay...como más de 100 gentes que venían en el tren.

DW: Y todos arriba de todos los...

FF: Sí, de los vagones, ajá, mucha gente que venía. Entonces al correr, todos empezaron a correr para el desierto, para las oscuridades, todo eso.

DW: Todos lados.

FF: Ajá, pa’ todos lados se empezaron a correr; entonces yo le digo a mi primo, o sea, que también al compañero, dice, "mire, dice, si nos agarran, dice, nos vamos a ver en el mismo lugar....dice, pero hay que no dejarnos agarrar de migración." El me dijo eso. Entonces como le digo yo, ya después le dije yo a mi primo, mira, le digo, qué nos ganamos con correr? Donde vamos a ir a dar? Aquí no sabemos dónde es, no sabemos dónde vamos a llegar, si al rato nos encuentran o no nos encuentran, qué va a pasar? No, le digo, hay que dejarnos agarrar y no corrimos nosotros. Toda la gente corrió pa’ arriba y para abajo todos, toda la gente, se oía no más el gritadero de personas que iban corriendo. Nosotros nos quedamos parados, llegó migración, nos aventó la luz y ya no más uno de ellos, "oh, Mejicanos, ibas a correr?" "No, por qué?" OK, muy bien dice, "no corran," nos esposaron a mi primo y a mi de la mano, se fué y alcanzó otros, de los que allí mismo se iban por allí desvalagados, también. Dice, "vámonos..." ya nos llevaron a una oficina que tenían ellos mismos allí cerca de la desvía del tren.

DW: En ese momento, tenías miedo porque ya caminaron ???

FF: Sí. Y otra vez pues, o sea, nos iban a sacar. Entonces dije, pues ya ni modo, ya nos agarraron, a ver como le hacemos otra vez, a ver si no va a querer aquel que nos volvamos a venir por donde mismo...no, pues si, a como te digo, nos metieron a esas oficinas, allí nos pidieron los datos, cómo nos llamabamos y todo.

DW: Huellas.

FF: Huellas, ajá. Entonces ya después de allí nos sacaron, nos llevaron a Nuevo México.

DW: Nuevo México?

FF: A Nuevo México, allí nos llevaron.

DW: Más lejos.

FF: Sí, o sea, para allá pues, para llegar a la frontera.

DW: Más lejos que Arizona?

FF: No se pues dónde quede Nuevo Mejico.

DW: Nuevo Mejico es más por Tejas.

FF: Más a un lado? Pues sí...pues sabe.

DW: En qué ciudad fué?

FF: Oh, no. Nuevo México no...pues sabe ...y ya después como te digo, ya de allí nos sacaron, pero nos sacaron a Mexicali otra vez; allá a Mexicali nos sacaron; entonces ya nos encontramos con el muchacho e hicimos lo mismo otra vez.

DW: Te sacaron a Nuevo México, o a Mexicali?

FF: A Mexicali nos sacaron.

DW: OK. No Nuevo México?

FF: No, a Mexicaji nos sacaron.

DW: Te dejaron.

FF: Sí, allí nos dejó Migración en Mexicali, allí, y te digo, ya nos encontramos con el mismo muchacho otra vez y dice, "qué?",

DW: Por que él no estaba contigo todo el tiempo?

FF: Sí, o sea, que sí nos agarraron; nos agarraron juntos a los tres. Y de todos modos ibamos comentando. O sea, como te digo, o sea, no más decía, "Ud. no se agite, me dice, ahorita nos volvemos a meter otra vez." No, sí, nos volvimos otra vez a meter otra vez a la misma hora, en el día, y venimos otra vez para acá para Estados Unidos.

DW: Caminando?

FF: Caminando otra vez, igual, por el mismo lugar casi. Otra vez hasta Arizona.

DW: Pero, a este momento estabas muy cansado, verdad?

FF: Sí, pero no siente uno, con la idea o la ilusión de venir para acá, como que no se deja uno vencer del cansancio, que dijera "ya me cansé, ya mejor me voy a dormir aquí." "No, vamos a seguir caminando...hay que llegar, porque hay que llegar a donde vamos. Entonces como te digo, ya después la intentamos la segunda vez de venirnos para acá y nada más yo solo pasé, porque se perdieron ellos. O sea que al momento de que nos le subimos al tren los agarró migración a ellos, allí mismo.

DW: Al momento.

FF: Al momento de que le subimos al tren. Yo me les alcancé a subir y no me vieron a mí, y me escondí arriba, me acosté en los vagones de arriba y allí duré hasta que empezó a arrancar; entonces ya de allí me metí a un vagón que tenía como cal.

DW: Cómo qué?

FF: Cal.

DW: Qué es cal?

FF: De ese yeso para las casas.

DW: Coal, negro verdad?

FF: No, del blanco. Sí, entonces como te digo, no dormí porque el tren partió a las 12 de la noche de allí; entonces como a las 4 de la mañana me tenía que bajar; que ya era cerca de San Bernardino.

DW: Pero...no sabías a dónde...la guía te dijo que este tren va a San Bernardino....pero, tú no supistes a dónde.

FF: No. Yo no sabía a dónde.

DW: Qué pensastes pues? Tenías un poco de miedo que estabas solo, a dónde voy a ir?

FF: Sí...sí, o sea, se me metió en la cabeza muchas ideas feas de que adónde voy a ir? A donde voy a dar? Con quién voy a llegar? O a qué parte me va a dejar este tren, no voy a saber ni dónde voy a andar. Voy a encontrar algunos estos cholos que me puedan matar, o que me quieran robar y no me van a hallar ni un cinco, me vayan a golpear. Pues todo se me venía a la mente cuando venía en el tren. Y al final de cuentas yo venía pues a la vez con mucho miedo, y a la vez también se acuerda uno de toda la familia. Sabes que yo mejor decía, "mejor ojalá me agarre Migración y que me regresen otra vez para México pa’ regresarme a mi casa. Porque no sabía dónde yo iba a llegar, pero, gracias a Dios ví en el puente donde se subió toda la gente, ví donde nos agarró migración por primera vez, entonces ya de allí, como el muchacho me había dicho, dice, en una hora y media o en dos horas ya ibamos a llegar donde nos teníamos que bajar. Entonces yo más o menos yo le tantié y amaneció y cuando amaneció llegamos a un pueblito y aminoró la velocidad el tren, entonces yo me bajé del tren pero me dejó fuera del pueblo. Me dejó fueras, entonces yo me regresé para atrás al pueblo.

DW: Cuando estaba por arriba del tren, esperaba por algún momento que subería un otro inmigrante que tal vez sabe.

FF: Y me encontrara?

DW: Esperabas al momento de encontrar a otro hombre, "a dónde salimos? a dónde es San Bernardino? A dónde va este tren?

FF: Sí.

DW: Y subió alguien, o no?

FF: No, nadie subió.

DW: No fué como la primera vez?

FF: No. No fue como la primera vez; nadie subió a ver si yo estaba allí, ajá. Entonces como te digo, ya cuando yo me...que te digo que me vine, llegué que me bajé del tren, me dejé caer; entonces me regresé pa’l pueblo y antes de llegar al pueblo ví una camioneta, una van y los ví que eran como Mejicanos y ya me les arrimé y le digo "disculpen, le digo, hablan español?" "No, sí". Y ya les digo, " qué tan lejos está San Bernardino?" Dice, "no está lejos, está a 15 millas." Entonces dije yo, 15 millas, "no, está cerquita, puedo llegar caminando otra vez hasta allá." Entonces me quise ir caminando por la carretera, pero dije, "no, me va a encontrar migración y me va a echar para afuera otra vez." No, siempre no. Y luego yo no traía ni dinero, traía $5 en la bolsa. Sí, o sea, que mi hermano me había mandado dinero para allá.

DW: Dolares?

FF: De dólares y yo traía no más $5, o sea que me había gastado lo demás. Pues ya me regresé pa’l pueblo, llegué...

DW: Ellos se lo llevaron de afuera al centro del pueblo?

FF: No, no, yo me fuí sólo, caminando.

DW: Te dejaron allí?

FF: Sí, allí me dejaron, no más me dijeron qué tan lejos estaba y ya le digo "OK, gracias". Pues en ese tiempo dice uno así, le digo, "está bien, le digo, gracias." Ya me fuí y ya llegué al más al centro, y cuando llegué allá ví muchas patrullas paradas, estacionadas, entonces me dió miedo, dije, y a que vienen hartas patrullas. Bueno, mejor..y se me venía a la mente, "no, mejor me voy a regresar pa’ Mexicali." Si, ahorita voy a hacer que me agarren. Fuí y me paré en frente de un policía, de aquí a las tablas. De aquí allí, estaba allí yo sentado, el lave y lave su patrulla, esperándo que algo me dijera.

DW: No te dijo nada?

FF: Nada.

DW: Qué extraño, ha?

FF: Ajá, nada me dijo, y luego como yo andaba todo lleno de blanco; o sea, mi pantalón era negro.

DW: Del tren?

FF: Ajá, del tren; todo blanco andaba, todo de la camisa, de mi chamarra que traía, y ya, como no me dijo nada.

DW: Estaba lavando su camioneta?

FF: Sí, su carro, su patrulla.

DW: Cuántas patrullas estaban allá?

FF: Habían como unas 10. Sí.

DW: Estaban hablando, platicando?

FF: Sí, platicando entre ellos.

DW: Entonces caminastes cerquita a ellos?

FF: Sí, cerquita a ellos.

DW: Sentaste en el banco?

FF: Me senté en una barrita así como ésta. No me dijeron nada.

DW: Y qué pensaste? Que en un momento ellos van a preguntarte algo?

FF: Sí, algo, yo así dije, pues me van a preguntar algo, que qué ando haciendo aquí, o tú qué eras, o que sea de migración para que me aviente para México, porque yo quería reunirme con mis amigos otra vez, porque andaba yo sólo, no sabía ni qué hacer.

DW: Estaba nervioso?

FF: Sí, sí, entonces como no me dijeron nada pues agarré y ya fuí más al centro.

DW: Después de cuánto tiempo?

FF: Despué como de una hora, como una hora estuve allí y no me dijeron nada, y ya después me fuí.

DW: Por qué no caminastes a la camioneta y decir, "sácame a Mexicali, yo estoy aquí ilegal."

FF: No.

DW: Por qué no hicistes eso? Hubo un momento que sus nervios acabaron... Cómo explico?

FF: Mis nervios, o sea pues que me traicionaran mis nervios? No.

DW: Hubo un momento que supistes que, "ah, no me hacen nada, estoy bien, puedo tranquilizarme y pensar hacer..."

FF: Hacerla, o sea, puedo llegar hasta donde voy. Entonces como te digo, como no me dijeron nada, dije, "no, entonces llego, porque está tranquilo aquí."

DW: Te reíste un poco?

FF: Sí. Pues no más pensé....pues no más comenté, dije pues, "no sé ni cómo se llama aquí, pero pues ahorita voy a ver entonces a ver cómo le hago para irme más para arriba." Y como dije, "pues, a ver, allí voy, a preguntar..." ví una parada de los buses, ya llegué allí, llegué y pues no, puro Americano, puro Gringo." Ya después me retiré de la parada; me fuí enfrente de la otra acera de la calle y allí estuve, pues nadie, nada Mejicanos que veía, puro gringo. Y ahora, cómo le voy a hacer? Y no, pues allí estuve.

DW: Todavía estabas nervioso, verdad?

FF: Hasta como a las.... como a las 8:30 más o menos; ya fué que llegó, como 8:30 llegó una muchacha, una muchacha la ví que como que era mitad Americana, y mitad Mejicana.

DW: So, ya estabas sentado por cuánto tiempo?

FF: Unas dos horas ya tenía, o sea, una hora con los policías y luego para allá cuando me fuí ya como una hora también allí. Y no, pues ya, que me le arrimo a la muchacha, le digo "disculpa, le digo, hablas español." "Poquito, dice, poquito lo hablo." "OK, le digo está bien. Oye, qué tan lejos está San Bernardino de aquí?" "No está lejos, está cerquita, a 15 millas." Dice, "vas para allá?" "Si, le digo, voy para allá. Le digo, y no sábes cuánto vale el boleto, o cómo, o paga uno en el autobus arriba?" "No, dice, aquí en la oficina tienes que comprar to ticket." Le digo, "y qué es ticket?" Pero yo ya sabía como yo ya había venido. "Oh, un boleto, le digo, o sea, un boleto." "Si, dice, aquí tienes que comprarlo." "Y no me harías un favor de preguntar cuánto vale?" "Si quieres sí voy" y ya fué y se metió, después regresa y me dice "te vale $4.25." $4.25 o $4.50 valía el ticket de allí de ese pueblo a San Bernardino y le digo, "sí me podrías comprar un boleto?" "Sí, como no." Pues ya le dí los $5 que traía, fué y me lo compró y me dió el cambio, y ya sí eran como a las 8:30, como a la media hora me dice "se va a tardar el bus, aquí adelante dice, aquí en la otra esquina allí venden hamburguesas, si quiere vaya a desayunar." Pues con qué, si yo no traía ni un cinco, allí me quedé y ya empezamos a platicar, le digo a ella, "oye, disculpa, le digo...aquí no dice nada la policía así porque vea a uno, pues que, pues de Mejicano, le digo." Dice, "vienes de México?" "Si, le digo, vengo de México ahorita, y no más que venía con unos compañeros y nos perdimos y entonces ando solo yo ahorita aquí y pues no sé de mis compañeros." Dice, "no, si no ha hecho nada, dice, aquí la policía no les dice nada." Le digo, "y no viene migración para acá?" Dice, "tampoco, si viene, si se echa sus vueltas, como está cerca de la frontera anda migración, pero, es muy raro que ande por aquí, pero si usted no hizo nada, no debe nada, dice, no tiene por qué tenerle miedo a la policía aquí, dice, la policía es para que cuide a la gente, no porque lo ven así como anda, sucio, le van a decir algo. No, dice, ellos piensan que usted puede ir al trabajo, o puede venir del trabajo. Usted no se preocupe, dice, ni tenga miedo dice que la policía le diga algo." Oh, bueno. Entonces, como te digo, empezamos a platicar y todo y ya como a las 10 otra vez me vuelve a decir. Sí, como 9:30-10:00 me vuelve a decir, "en unos 15 minutos va a llegar el bus y usted no ha ido a desayunar." "No, le digo, o sea, ni tengo hambre, estoy acostumbrado a comer hasta la 1-2 de la tarde;" pero no era eso, sino que no tenía dinero yo para comprar. Y dice, "bueno, entonces ahorita vengo, yo sí voy a comprarme un desayuno." Y se fué la muchacha, y yo me quedé allí.

DW: Pero tu quisistes que ella te dejara, o no?

FF: Cómo?

DW: Te sentistes más tranquilo?

FF: Sí, más tranquilo ya cuando estuve yo con ella platicando; ajá, platicando con ella; ya cuando yo que sí hablo español ya me sentí con más confianza, ya como que ...pues sí, me dió más valor para estar allí. Ajá. Entonces, como te digo, ya después ella se fué, compró su desayuno, regresó, y pues ya ves que aquí con puro teléfono también se localizan los buses, que a qué horas va a pasar, o en qué se retrasó, ella se metió y habló por teléfono y dice, "ya viene el bus, dice, va a llegar en unos 10-15 minutos va a llegar. Y usted no fué a desayunar?" "No, no tengo hambre." Sí, si llegó el bus, nos subimos.

DW: Te dijo cuál, el número.

FF: Sí.

DW: Dijo "San Bernardino" por arriba.

FF: Aha, sí, allí traía "San Bernardino" y ya ella...hasta nos sentamos en los mismos asientos también. Ya me dice ella.

DW: Ella fué contigo?

FF: Sí, ella venía también para acá, pero antes de llegar a San Bernardino ella se bajó.

DW: Pero te acompañó.

FF: Sí, me acompañó por buen rato. Y ya después cuando ella se bajó me dice, "mire, yo me voy a bajar aquí en este pueblo, en el siguiente pueblo allí es San Bernardino, cuando llegue a la central allí se baja usted, y pues de allí le habla a su familiar." "Sí, le digo, gracias, gracias por todo."

DW: Durante la pasada del pueblo a San Bernardino, quién estaba adentro del autobus?

FF: Mucho Americano.

DW: Te sentistes un poco como...

FF: Solo.

DW: Ellos te estaban viendo?

FF: No, normal, como en todo. Ya ves que se sube uno a los buses, se te queda viendo tal persona, "mira ese cómo va esto o el otro." Pero no, así que... que sí siente uno que no más se le clavan a uno, que no más lo ven a uno como diferente. Pero no, tan eso que no...no....te digo, llegué a San Bernardino, me bajé como a mediodía, si llegó como a las 11 ó 12 del día llegó a San Bernardino el bus, como a mediodía.

DW: Pero, cuándo llegaste en el tren al pueblo?

FF: Al pueblo llegué desde muy temprano, como a las 7.

DW: En la mañana. OK, te subistes a la media noche al tren; y fué como 4 horas.

FF: Sí, o sea, como a media noche, pero es lo que llegamos...o sea, me bajé del tren hasta que amaneció; o sea, que fueron más de 4 horas lo que recorrimos de allí.

DW: Ok, entonces llegastes al centro de San Bernardino a mediodía.

FF: Como a mediodía, llegué allí y pues ya también busqué un teléfono y marqué el teléfono de mi hermano, y pues también allí encontré gente Mejicana. Ajá, encontré gente Mejicana y ya les dije que si no me marcaban un número pues de teléfono con mi hermano.

DW: Por qué? No supiste cómo marcar todo?

FF: Sí, porque no sabía cómo marcar allí...Si, porque no sabía cómo marcar, entonces ya me hicieron el favor y marcó una persona, y ya se comunicaron con mi hermano, y no, no estaba mi hermano, estaba trabajando.

DW: Quién estaba en la casa?

FF: Su mayordomo de él.

OV: Buenas noches, qué hacen?

FF: Pues será aquí nada más.

DW: Platicando de su propia aventura [risas....]

FF: Así es.

DW: Pero apenas entramos allá.

FF: Y te digo..

DW: Su mayordomo...

FF: Su mayordomo de él contestó ..entonces yo ya le dije que yo ya estaba allí, y ya me dice, "pues mira, no está tu hermano aquí, pero ahora que llegue de trabajar yo le voy a decir, y más o menos va a llegar por tí como a las 5 de la tarde."

DW: A la central?

FF: Sí, a la central de allí de San Bernardino. Pues ya, allí me quedé, todo el día otra vez, ya no más después me dijo, "te va a ir a recojer fulano de tal...va a llevar un van así y así...y de qué color va a ser la camioneta que va a llegar por tí, dice, con el mismo número de teléfono te vas a identificar." Y no sí, y luego como mi hermano no fue a recogerme, fueron unos amigos de él.

DW: Entonces, qué hicistes for 4 horas?

FF: Nada, allí estuve sentado.

DW: Estaba observando todo?

FF: Sí, viendo allí, en la calle estaba, o me metía pa’ adentro a las oficinas; allí en la sala de espera, allí no más estaba.

DW: Pero piensas que porque fué su segunda vez aquí tenías un poco menos de miedo?

FF: Sí, menos.

DW: Si esa fuera su primera vez, fue un poco más duro.

FF: Sí, con más...pero ya en la segunda vez, sí con más miedo porque como te digo, no sabía ni cómo, ni adonde iba a llegar, no sabía donde iba a caer, porque venía en el tren, no sabía nada, ajá. Que así también, en todas las veces que se viene uno para acá, no sabe uno a dónde va a llegar uno. Entonces como te digo, así esperé hasta que llegó el mayordomo de mi hermano por mi, como a las 5 de la tarde. Ya llegó él, me llevó que con mi hermano, "pués vámonos, dice, vámonos allí donde está tu hermano." Me llevó como a una distancia como de aquí a Santa Cruz.

DW: De San Bernardino?

FF: De San Bernardino hacia la Sierra.

DW: En realidad él no vivía en San Bernardino.

FF: No. El estaba en otro..y no era ni rancho, era así como...allá entre la Sierra por allá vivía, como de aquí a la 41 por así, más o menos, hasta Santa Cruz. Entonces llegué allá, estaba una casa como ... como un poquito menos de ancho que ésta.

DW: Bajito, o de dos niveles?

FF: De dos aguas, pero había como una bodega, era como una bodega allí, pero grande. Donde meten los tractores.

DW: Es como parque de esos.

FF: Sí, pero tapado de arriba. Entonces allí cada quién tenía camas por un lado y otro y estaba un pasillito por en medio y entonces pues ya llegué yo, y ya no más el compañero que me fué a recoger le dice, "ándale Miguel, dice, allí está tu hermano." Mi hermano estaba de lejos como de aquí a la ventana, así estaba de lejos mi hermano. Ya no más a lo lejos me dice, "pásale pues, hermano." Ya me pasé, pasé por toda la gente que estaba allí, unos acostados, otros allí sentados tomando. Ya pasé hasta adentro. Dice, y no más se me quedó viendo, "a poco sí eres tú? No amigo, dice, tú no eres..." Y riéndose, y pues yo también y luego como él estaba tomando también con los amigos. Dice, "no quiere una cerveza?" "No le digo, yo mejor..."

DW: Comer.

FF: Deja, dame de comer, le digo, dame un taco le digo, porque no he tragado en todo el día. "Ande pues," ya hizo de comer él mismo y ya empecé a comer, y ya me dice, "pues aquí te vas a quedar, aquí vivo yo en este cuartito." Dice, "y mañana hay que ir a trabajar, o solamente que quieras descansar." No, le digo, "como quieras. Si quieres nos vamos a trabajar." Y dice, "y qué pasó con aquellos dos?" "Quién sabe, le digo, qué les pasaría, yo creo que los agarró migración otra vez." Le digo, "no sé, le digo, yo me perdí le digo de ellos, ellos se subieron primero a un vagón, yo subí en el segundo y pues a mi no me agarraron."

End of Tape #2

Copyright (c) 1996-2003 The Regents of the University of California. All Rights Reserved
Document maintained on server: http://www.lib.berkeley.edu/ by: David Michael Dunham
Server manager: Contact
Last updated 06/06/03.